La Iglesia de Cristo
Facebook

Facebook

La Cena del Señor – Copa

LA CENA DEL SEÑOR.
COPA – COPITAS
Por Juan Rodriguez Jr.
Estimados amigos y hermanos en el Señor, antes de entrar al estudio de la palabra de Dios, queremos darle gracias al Todopoderoso y a ustedes por la oportunidad que nos brindan, para estudiar juntos la palabra de Dios.
Nuestro propósito no es forzar ni obligar a ninguna persona a creer lo que nosotros creemos, ni a practicar lo que nosotros practicamos. Nuestro propósito es estudiar la Biblia con ustedes y compartir lo que nosotros hemos conocido, en la palabra de Dios. Por lo que les suplicamos nos escuchen con atención y luego después de que hayan escuchado y analizado, lo que escucharon y lo acepten como verdad, entonces ustedes mismos tomaran la decisión.
Jesús dijo en Jn. 4:23,24 que la adoración aceptable a Dios, es aquella que es en espíritu y en verdad… ahora, yo quisiera que notemos esta letra “y” que liga o une las dos frases, en espíritu y en verdad. Noten que por esta letra, cada frase tiene el mismo valor. Una no es más importante que la otra, sino que las dos son necesarias para tener una adoración aceptable.
Adorar en espíritu se refiere a la actitud, disposición y estado de nuestra mente cuando adoramos a Dios. Luc.l0:27.
Adorar a Dios en verdad según Jn. 17:17 quiere decir adorar a Dios de acuerdo a la verdad revelada en su palabra, en otras palabras, de acuerdo al ejemplo que El ha establecido y a las direcciones que nos ha dejado en Su palabra que es la Biblia. Y este principio bíblico debe ser aplicado en cada uno de los actos de nuestra adoración a Dios:
CANTO, Efe.5:19;
ENSEÑANZA, 1 Cor. 14:23;
ORACIÓN. Jn. 14:13,14;
OFRENDA, 1 Cor, 16:1,2;
CENA DEL SEÑOR. Mar. 14:22.23,
Estoy seguro que todos los presentes estamos de acuerdo en el Canto, la Enseñanza, la Oración, la Ofrenda, y aún en algunas cosas de la cena del Señor, ya que la tomamos cada primer día de la semana, usamos pan sin levadura y fruto de la vid. Sin embargo hay división acerca del número de copas que deben usarse para la distribución del fruto de la vid, en la mesa del Señor, Copitas o Una Copa.
Hermanos, cuando hay división acerca de un mandamiento de Cristo, hay solamente dos posibilidades: primero: O las dos partes están equivocadas, Segundo: Una esta bien y la otra mal, pero no pueden estar bien las dos. Y para determinar cual de las dos esta correcta debemos ir a las Sagradas Escrituras. En este caso de las “copitas” o “una copa”, dejemos que Mateo, Marcos, Lucas y Pablo sean nuestros guías. Vamos a ver que es lo correcto acerca del número de copas que deben ser usadas en la Cena del Señor.
¿QUE DICEN LAS ESCRITURAS INSPIRADAS POR EL ESPÍRITU SANTO?
Mateo dice: “Y tomando la copa, y habiendo dado las gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos” Mateo 26:27.
Marcos dice: “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos”. Marcos 14:23.
Lucas dice: “De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre” que por vosotros se derrama”. Luc. 22:20.
Pablo dice: “La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo?…” 1 Cor. 10:16. “Así mismo tomó también la copa; después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto de mi sangre; haced esto todas las veces que la bebieres, en memoria de mi” 1 Cor. 11:25 “De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor” 1 Cor. 11:27.
Podemos darnos cuenta que se menciona una y otra vez la copa y esta copa, siempre en singular, nunca en plural “copas”.
Mateo 26:27 dice “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos”. Ahora, déjenme preguntarles esto: Si ustedes hubieran estado presentes, cuando el Señor instituyó la cena, habrían mal interpretado al Señor? Ya lo creo que no!
LO QUE HIZO JESÚS. Pues bien, vamos a observar lo que se llevó a cabo:
1. “Y tomando la copa”, con estas palabras entendemos que el Señor toma algo. ¿Que fué lo que tomó? ¿Tomó el fruto de la vid en sus manos? No! El Señor tomó la copa.
2. “les dio” lo que el Señor tomó en sus manos, y por lo que dio gracias, la copa se los dio a sus discípulos.
3. les dijo “Bebed de ella todos”. Si ustedes hubieran estado allí, ¿que hubieran hecho? habrían tomado de la copa, ¿verdad? Bien, Mateo nos dice lo que el Señor les dijo a sus apóstoles que hicieran y estamos seguros que así lo hicieron.
¿QUE HICIERON LOS DISCÍPULOS?
Marcos nos dice en el cap. 14:23 “Y bebieron de ella todos” Vemos que ellos bebieron de la copa. Y si ustedes hubieran estado allí, también habrían bebido de la copa. Se necesita el engaño de Satanás para torcer y hacer que las Escrituras digan otra cosa.
LA COPA DEL SEÑOR.
Comparando las escrituras que hemos leído, aprendimos que la copa que el Señor tomo fué literal. La palabra copa usada en estos pasajes por nuestro Señor
Jesucristo, viene de una palabra griega, POTERION, que quiere decir: “Un recipiente para beber”. Según Thayer en su diccionario Griego, “Vaso para beber y por extensión su contenido” Según Strong en su diccionario Griego. Así que el señor tomó una copa literal en sus manos, (una copa singular, no copitas plural). Esta copa que Cristo tomó en sus manos no estaba vacía, sino que contenía fruto de la vid, pues dice el v.29 de Mateo 26… Ahora, el fruto de la vid que estaba en la copa NO ERA LA COPA, como muchos creen. En la copa que Jesús tomó (sólido) había fruto de la vid (líquido). Así que, qué es la copa del Señor? La copa del señor es un recipiente para beber conteniendo fruto de la vid, la cual es santificada por la oración ó la acción de gracias. La copa del Señor no es el fruto de la vid solo, sino que es los dos juntos.
AHORA NO HABRÍA PROBLEMAS si en la Biblia pudiéramos – leer de la siguiente manera: EL SEÑOR TOMO EL FRUTO DE LA VID. Si pudiéramos leer estas palabras en la Biblia no habría discusión, no habría problema, ya que tendríamos la libertad de tomar el fruto de la vid en una, dos, diez o más copas. O tambien no habría problemas si la Biblia dijera: EL SEÑOR TOMO LAS COPAS. Sí así pudiéramos leer, entonces ya tendríamos una pluralidad de copas, y estaríamos bien usando muchas. Pero la Biblia no dice ni una cosa ni otra, sino que es muy clara y especifica al decir “Y TOMANDO LA COPA”.
Hace ya mas de 70 años que empezó a haber controversia acerca del número de recipientes que deberían usarse en la distribución del fruto de la vid. Algunos argumentaron que la copa no tiene significado y que por lo tanto se puede usar tantas como se deseen. Con esto estamos en desacuerdo ya que esta creencia es contraria a la Biblia. La Biblia enseña claramente que en la distribución del fruto de la vid debe usarse una copa. Vamos a escudriñar algunos pasajes ya leídos para darnos cuenta que tenemos el ejemplo aprobado y el mandamiento específico para usar una sola copa. Mat. 26:27…Mar.14:23… Por estas escrituras podemos entender que el Señor Jesucristo nos dejó el ejemplo y luego dio el mandamiento y el apóstol Pablo dice en 1 Cor. 11:1,2 y 23, 25.
¿HACIENDO LEYES? Alguien dice, hermano cuando usted enseña que debemos usar una copa en la cena del Señor, está haciendo ley donde no hay ley. Esto sería cierto si el Señor mismo no hubiera instituido su cena con UNA COPA y ORDENADO “Haced esto en memoria de mi”.
Y el apóstol Pablo amonestó a los Corintios a “retener o sea guardar las instrucciones tal como os las entregue” 1 Cor. 11:2 y luego en el V.25″. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado diciendo : Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, haced esto en memoria de mi. !!Así que debemos de guardar las Instrucciones tal y como Pablo las entregó y como Cristo lo ordeno!!
EJEMPLO APROBADO
Ahora yo pienso que todos estamos de acuerdo en que la Biblia enseña en diferentes formas un mandamiento. Algunas veces nos da un mandamiento específico como en el caso de la fórmula para el bautismo, Mat. 28:19 “…bautizándolos en el nombre del Padre, y del hijo, y del espíritu Santo. Pero algunas veces no nos da mandamientos específicos sino que nos deja un ejemplo aprobado, como es el caso de la frecuencia con que se debe celebrar la cena del Señor, Hech. 20:7.
En ninguna parte de la Biblia encontramos un mandamiento específico: “Reúnanse cada primer día de la semana para la cena del Señor” No hay mandamiento, pero hay ejemplo aprobado y eso nos basta. Pues de igual manera hablando de la copa en la cena del Señor Jesucristo nos dejó el ejemplo, y eso nos debería de bastar.
Debemos hacerlo cuando lo hicieron los primeros cristianos cada primer día de la semana y como lo hicieron los primeros cristianos usando un pan y una copa. No vamos a decir que es más importante hacerlo cuando ellos lo hicieron, pero no como lo hicieron. Si aceptamos un ejemplo tenemos que aceptar los dos, y si rechazamos uno tenemos que rechazar los dos.
ADEMAS HERMANOS, LA COPA TIENE SIGNIFICADO Luc. 22:20 y 1 Cor. 11:25. Según estas escrituras la copa es o representa el nuevo pacto. Para establecer la lógica de nuestro razonamiento por favor noten lo siguiente con cuidado:
1. Esto (pan) es mi cuerpo, que por vosotros es dado Luc. 22:19
2. Esto (F. de la V.) es mi sangre del nuevo pacto Mar.14 :24 .
3. Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre. Luc. 22:20 (confirmado con mi sangre).
Vamos a notar algunas cosas acerca de estas declaraciones paralelas:
1.- El sujeto (pan, fruto de la vid, y copa) de cada una de estas declaraciones es literal.
2.- Si el pan es el literal y el fruto de la vid es literal, entonces la copa es literal.
3.- Si después de que Cristo hizo estas declaraciones, el pan es todavía pan literal, pero con un significado espiritual; y el fruto de la vid era todavía fruto de la vid pero con un significado espiritual; entonces la copa era todavía literal pero con significado espiritual.
Si aceptamos una declaración tenemos que aceptar las tres y si rechazamos una, estamos rechazándolas todas, porque son iguales, son paralelas. Gramáticamente hablando, están construidas iguales.
Así que tenemos que aceptar lo que dice la Biblia, que la copa tiene significado, nos guste o no nos guste.
El Señor dijo “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre”, o sea confirmado con la sangre. (Heb. 9:13-20)
“Esta copa es ______________en mi sangre” Luc. 22.20 ¿Cuál?
1.- La Sangre.
2.- El fruto de la Vid
3.- El Nuevo Pacto
A través de las dispensaciones bíblicas Dios ha hecho pactos con su pueblo y les ha dado una señal de ese pacto.
LOS PACTOS DE DIOS
CON LA SEÑAL
NOE Gen. 9:12,13 EL ARCO
ABRAHAM Gen.17: 4-11 LA CIRCUNCISIÓN
LOS CRISTIANOS Luc. 22:20 LA COPA
¡Asi que la copa tiene significado espiritual, en la cena del Señor!
Hay mucha gente que cree que Adán comió de un manzano, en el Jardín de Edén. Esa ha sido la creencia, la tradición, aun la ciencia médica llama la laringe como “la manzana de Adán”. Mucha gente cree que la Biblia habla acerca de esto, que el fruto prohibido era un manzano. Sin embargo la Biblia no nos dice que era un manzano.
De igual manera, hay muchos cristianos que sinceramente creen que “las copitas” se mencionan en la Biblia, ellos creen que Cristo tomó una charola con varias copitas, las bendijo, y luego se las dio a sus apóstoles. Hay gente que honestamente creen que así debe hacerse, pero si escudriñamos la palabra de Dios, nos daremos cuenta que nada de esto se menciona en la Biblia.
En Ex. 12:3-7, 12-14, 28, encontramos el mandamiento de la Pascua, para los Judíos, y la forma en que debían de observarla. Debían tomar un cordero el día 10, sin defecto, macho de un año, y tenían que guardarlo hasta el día 14. Qué habría pasado, si ellos dicen vamos a tomarlo hasta el día 12, después de todo el sacrificio es hasta el 14. O si alguien dice, yo no tengo un cordero de un año, voy a matar uno de 10 meses, después de todo la sangre es lo importante ¿Qué habría sucedido? Pues que Dios lo hubiera castigado y habría perecido, pero ellos lo “hicieron puntualmente” Otro caso con Nadab y Abiú, Lev. 10:1,2.
Hemos visto a través del estudio que el uso de una copa tuvo su principio con el Señor Jesucristo. Ahora ¿Cuando aparecieron las “copitas individuales” en la iglesia? Y para esto tenemos que ir a la historia secular, porque en la Biblia no encontramos las copitas.
EL ORIGEN DE LAS COPITAS INDIVIDUALES: John G. Thomas las inventó y patentizó en 1894, pero las iglesias de Cristo no las aceptaron, hasta el año de 1915, cuando G. C. Brewer las introdujo. Oigamos a la traducción de un articulo acerca del origen de las copitas individuales: Ver artículo al final.
La razón para esta innovación fué por causa de la higiene. Dice el artículo “En este tiempo se le empezó a dar más atención a la higiene”, etc. Esta misma razón es expresada por los hnos. G.R. Nichol y R. L. Whiteside en su libro titulado SANA DOCTRINA TOMO III, página No. 91 bajo el título LA CENA Utencilios “La creciente ciencia sanitaria resulta en la demanda de copitas individuales, deseándolas una congregación. comprese un juego bueno, uno que se pueda guardar sanitario”.
Por todo esto podemos entender como fué que 1800 años después de Cristo, las personas empezaron a añadir y corromper este acto divino, instituido por el Salvador del Mundo. Y cuan poco tiempo hace que Satanás, el padre de las mentiras, deshizo la forma original de la Cena del Señor.
Y al usar copitas individuales durante el servicio de la comunión estamos destruyendo el significado de la comunión, ya que comunión quiere decir: Tener en común, comunicar con otros, participar juntos de una cosa” Y cuando tenemos copitas individuales no podemos gozar de esa comunión de la que habla la Biblia. No existe la comunión individual como tampoco existe un ladrón honesto o un mentiroso verdadero.
Además
1. “Una copa” es la doctrina dada por los apóstoles 2 Tes. 3:6. Pablo nunca enseñó “copitas”
2. nosotros podemos usar “una copa” y hablar conforme a las palabras de Dios. 1 Ped. 4:11. La palabra de Dios dice “copa” no “copas”.
3. Nosotros podemos usar “una copa” y tener unidad, ya que la división está condenada por Dios. 1 Cor. 1:10. y los hermanos que usan copitas no pueden encontrarlas en la Biblia
4. Podemos usar “una copa” y adorar a Dios en espíritu y en verdad. Porque la verdad o sea la Biblia dice: una copa no copas. Por lo tanto para adorar a Dios en verdad, debemos usar una copa.
5. “Una copa” para cada congregación se encuentra en el consejo de Dios. Hech. 20:27. Pablo anunció el uso de una copa no copas.
FINALMENTE déjenme hacerles la siguiente pregunta: ¿Están dispuesto a cambiar lo que Jesús hizo, por aquello que no hizo? ¿Estan dispuestos a cambiar lo que ustedes pueden leer en la Biblia, por aquello que no pueden leer? Por aquello dé lo cual la Biblia no dice una sola palabra?
Después de mi presentación el hermano Shappley se levantó y habló por cerca de 40 minutos. A lo largo de su discursó, el hno. Shappley formuló preguntas sobre mas de media docena de temas diferentes, fuera del tema que estábamos discutiendo. Mencionó: El plato, la mesa del Señor, Los himnarios, las bancas, los edificios, el aposento alto, y la copa de los demonios. El actuó de la misma manera que actúa el que usa instrumentos musicales. Cuando él le pregunta a uno que usa instrumentos, que dónde dice la Biblia que hay qué usar instrumentos, el de los instrumentos le contesta: “Y dónde dice la Biblia que hay que usar himnarios, bancas, edificios, un plato en la Cena del Señor, el aposento alto, la mesa del Señor, etc. “El que usa instrumentos contesta de esta manera, porque no tiene base para probar sus instrumentos; y eso es exactamente lo que ha hecho el hno. Shappley, al contestar de esa manera a la pregunta que porqué usa copitas en la Cena del Señor. El no tiene Biblia para probar su practica.
Ahora consideremos sus argumentos:
1.- “Repartidlo entre vosotros” Luc. 22:17. El hno. Shappley pregunta que como es que se repartieron el contenido de la copa, y luego el mismo contesta, que “muy probablemente” lo vaciaron en varias copas y así se repartieron el contenido. Pero que dice la Biblia al respecto? Veamos en Mar. 14:23 “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, y bebieron de ella todos”. Como es que se repartieron el contenido? bebiendo de la cena. Cuando cada participante bebe de la copa, de esta manera esta cumpliendo con el mandamiento de Cristo “Repartidlo entre vosotros” pues dice que “bebieron de ella todos”.
2.- Que es lo más importante? El hermano pregunta, qué es mas importante, la copa o el fruto de la vid? y contestamos: En la cena del Señor todo es importante, es importante el día en que debemos de participar, es importante la clase de pan que debemos usar, es importante el líquido del cual tomamos, y también es importante la forma en que debemos de participar, esto es usando una copa.
3.- Los 3000 convertidos en Jerusalem. El hermano dice que en el día de pentecostes se convirtieron 3,000 almas y que cómo podrían 3,000 convertidos participar de una sola copa. Y nosotros contestamos: No todos los convertidos eran de Jerusalem. Recuerden que habían venido de diferentes partes, a la celebración de la fiesta de pentecostes, y es lógico pensar que después de la fiesta se regresaron a sus hogares. El hno. Shappley dice, de que tamaño estaría la copa para 3,000? y yo le pregunto, de que tamaño estaría el copero para 3,000? Pero no es lo que nosotros digamos lo que cuenta sino lo que diga la biblia y no hay escritura que diga que los 3,000 se reuniréron en un solo lugar, para tomar la cena del Señor o si hermano Shappley?
4.- Grandes asambleas. El hermano, después de fracasar en su intento por encontrar autoridad en las Escrituras, para usar las copitas, pregunta: Y que pasaría si la congregación crece tanto, que ya no sea posible usar una sola copa? El hermano razona que la iglesia puede crecer de tal manera que una copa no sería suficiente. Por supuesto esta pregunta es hipotética y sé basa en suposiciones. Hemos probado que Cristo usó una copa, en la Cena del Señor, y esto debería bastar para el que quiere basarse en la palabra de Dios. La biblia no menciona ninguna asamblea de ese tamaño, para la cena. Yo creo que es justo que el hermano nos muestre primero el puente, antes que nos diga que lo crucemos. La solución al aparente problema es tan simple, que no se porqué no se les habrá ocurrido: TENEMOS AUTORIDAD BÍBLICA PARA MAS DE UNA ASAMBLEA PARA LA CENA DEL SEÑOR, PERO NO TENEMOS AUTORIDAD PARA MAS DE UNA COPA PARA UNA ASAMBLEA. La solución se encuentra, en lo que estamos autorizados a hacer. Se pueden establecer congregaciones en otra parte de la ciudad.
5.- “BEBER LA COPA” 1 Cor. 11:26. El hermano dice que la Biblia nos ordena a “Beber la copa”, y que es imposible que bebemas una copa literal, por lo que el concluye que cuando la Biblia dice “copa”, se refiere al líquido y no al recipiente, y pregunta ¿Cómo se bebe la copa? Y contestamos, la copa se bebe al beber el contenido de la copa. Pero el contenido tiene que estar en una copa; si está en muchos recipientes, entonces diremos que bebimos las copas, la figura del lenguaje que se usa en éste versículo es Metonimia, que se define como sigue: “Figura de retórica que consiste en designar una cosa con el nombre de otra, cuando están reunidos por alguna relación, ejemplo: “respetar las canas de uno”. No respetamos las canas, sino al hombre canoso. Es lo mismo al decir Pablo “beber la copa”, se refiere a beber el contenido, pero que estaba en una copa.
6.- LA COPA ES FIGURADA-SIMBOLICA. El hermano quiere hacernos creer que la copa que se menciona en la institución de la cena del Señor es figurada – simbólica, y que por lo tanto se refiere al líquido. Sin embargo notemos lo siguiente:
a) Lenguaje literal. Se nombra una copa literal y un contenido literal. Mat.26:27-29; Mar. 14:23-24; Luc. 22:18-20; 1 Cor. 11:25.
b) Figura de lenguaje. Se nombra la copa literal para sugerir el contenido literal. Luc.22:17; 1 Cor. 11:26,27.
c) Lenguaje figurado. Se nombra una copa figurada y un contenido figurado. Mat.26:39,42; Sal. 116:13; Apo. 14:10;16:19.
Podemos darnos cuenta claramente, que si la copa es literal el contenido es literal, y si la copa es figurada tambien el contenido es figurado; pero no podemos tener una, copa figurada-simbólica y un contenido literal. Si el contenido era literal, como nuestro hermano acepta, entonas la copa era literal y por lo tanto no puede ser figurada.
7.- LA COPA NO TIENE SIGNIFICADO. El hermano argumenta que la copa no tiene significado y que por lo tanto se pueden usar tantas copas como se deseen. Con esto estamos en desacuerdo, ya que la Biblia enseña claramente que la copa tiene significado. Luc. 22:20 y la. Cor. 11:25. Según estas Escrituras es o representa el nuevo pacto. Noten lo siguiente con cuidado:
a) Esto (pan) es mi cuerpo. Luc. 22:19.
b) Esto (fruto de la vid) es mi sangre. Mar. 14:24.
c) Esta copa es el nuevo pacto. Luc. 22:20
Si aceptamos una declaración tenemos que aceptar las tres y si rechazamos una, tenemos que rechazarlas todas, por que son iguales, son paralelas. Gramaticalmente hablando están construidas iguales.
8.- LA COPA DE LOS DEMONIOS, la. Cor.10:21. El hermano al no poder probar con la Biblia, el uso de las copitas en la cena del Señor, sigue haciendo preguntas, y ahora dice: ¿Qué es la copa de los demonios? Creo, que el hermano no ignora la respuesta a esta pregunta y que solamente está tratando de eludir el tema en discución. Dice Pablo “No podéis beber la copa del Señor y la copa de los demonios”, 1 Cor. 10:21. Pablo indica que la copa de los demonios usada por los gentiles en su adoración y sacrificios a los demonios 1 Cor. 10:20. “La copa de los demonios” mencionada por Pablo, en lugar de ser una copa de fruto de la vid era una copa de agua; y en lugar de ser usada en la adoración al Señor, era usada en la adoración al demonio. Esta clase de culto pagano era una burla al servicio de la comunión. Si quiere saber más de esto puede leerlo en el libro. Ante-Niceve Father, Vol I, p.85
9.- EL APOSENTO ALTO. El hermano dice que si vamos a enseñar que debemos usar una copa, entonces tenemos que reunirnos en un aposento alto. Pero por favor notemos esto.
Aposento Alto
a) No tiene significado espiritual.
b) Hubo otras reuniones y no se mencionó Aposento Alto. Col. 4:15 1 Cor. 16:19).
c) Nunca fué ordenado a la Iglesia
UNA COPA
a) Es una representación del Nuevo Testamento Luc. Lucas 22:20
b) Se menciona 5 veces con reférencia a la comunión. Mat.26:27 Marc. 14:23; Luc. 22:20; 1 Cor 10:16; 11:25
c). Fué dado a la Iglesia como Pablo la recibió de Cristo.
NOTA: Uno puede cumplir el mandamiento de reunirnos (Heb. 10:25) sin reunirse en un aposento alto. Pero uno no puede cumplir el mandamiento “HACED ESTO” si no usa una copa.
FIN DEL ESCRITO.
Este debate o estudio publico se llevó a cabo en Puerto Rico, hace ya varios años; entre el hermano Shappley y su servidor. Lo ponemos a su consideración para que lo analicen, y si puede ayudar a alguien a salir del error de usar copitas, entonces por ello le daremos gracias a Dios, y valdría la pena el publicarlo.
Para preguntas sobre el estudio, favor de comunicarse con su servidor:
Teléfono 956-251-6792
Que Dios los bendiga y guarde!
Juan Rodriguez Jr.

32 total views, no views today

Como Tener una Iglesia Fuerte

parar el tocador de musica de abajo para escuchar el sermon

“Como Tener una iglesia Fuerte” – Daniel B. Rodriguez

413 total views, 4 views today

“El Ayuno y El Cristiano”

La definición de la palabra “ayunar” (gr nesteuo) es: abstenerse totalmente de comida por un tiempo designado por propósitos espirituales, (Thayer).   

       El diccionario bíblico por su parte, define esta palabra como: El ejercicio espiritual que consiste en abstenerse de comidas. Un hombre escribió: “El ayuno es ‘orar con el cuerpo’, una afirmación del hambre que uno tiene por Dios y su voluntad—un acto de disciplina espiritual”. 

      Hay tres tipos de ayunos:

·        El ayuno absoluto—no comer, ni beber nada por un tiempo (Hechos 9:9).

·        El ayuno normal—no comer por un tiempo (Lucas 4:1,2).

·        El ayuno parcial—dejar de comer almuerzo o cena; sólo tomar líquidos; o dejar de comer ciertos alimentos (Daniel 10:2,3).

No hay principios bíblicos que gobiernen el tiempo ni la frecuencia del ayuno. (Como dato de información vemos que):

·        Alguno fariseos ayunaban dos veces a la semana (Lucas 18:12)

·        Ana lo hacía con frecuencia (Lucas 2:37).

En la Biblia se habla de ayunos de un día, tres días y hasta de cuarenta días.

Esto quiere decir que no hay un tiempo específico, por lo tanto, uno escoge por cuanto tiempo se va a ayunar.

Hay personas enfermas a quienes no se recomienda ayunar (Ej. las personas diabéticas).

 

Estudiemos ahora algunas opiniones acerca del ayuno:

Muchos dicen que el ayuno es malo y que nunca debe ser practicado.

Otros dicen que debemos ayunar frecuentemente (Juan Wesley escribió: “Algunos han exaltado el ayuno religioso más allá de las escrituras y la razón. Otros han desechado la práctica totalmente”). Pero independientemente de lo que la opinión humana diga al respecto, nosotros debemos buscar la respuesta correcta en la Biblia. Al estudiar la Biblia encontramos muchos textos que nos hablan del ayuno. Algunos dicen que Jesús habla más del ayuno que del bautismo, la cena, la confesión y el arrepentimiento.

 

I.                    Lo que el Antiguo y Nuevo Testamento dicen del ayuno.

a) La ley de Moisés conoce sólo un día de ayuno (Levítico 16:29; 23:27-32). Después del exilio hubo cada año 4 ayunos nacionales (Zacarías 8:19).

Hay ayunos notables ejemplos de ayuno: Moisés (Éxodo 34:28), de Elías (1 Reyes 19:8), y el de David (2 Samuel 12:15-23).

Algunos fariseos ayunaban dos veces a la semana (Lucas 18:12) y Ana lo hacía con frecuencia (Lucas 2:37).

Aunque el ayuno duraba generalmente un día (hasta al anochecer), Se hacían con motivo de muerte de un ser querido o para conmemorar catástrofes nacionales; y para implorar la ayuda de Dios, discernimiento y perdón. Jesucristo con motivo de su tentación ayunó cuarenta días (Mateo 4:2). Aunque algunos israelitas lo utilizaban incorrectamente para ganar pleitos y contiendas (Isaías 58:1-4).

 

b. Ahora estudiaremos lo que el Nuevo Testamento dice al respecto:

   Vemos a Pablo practicando el ayuno en una forma individual (Hechos 9:9;                  2 Corintios 6:5; 11:27).

  Ahora en casos excepcionales la iglesia ayunó colectivamente (Hechos 14:22,23 y 13:1-3). Vemos que uno de los casos fue cuando se ordenaron ancianos en algunas ciudades donde Pablo había establecido congregaciones y el otro caso fue cuando el Espíritu escogió a Bernabé y a Saulo para un trabajo especial. Pero no encontramos ninguna orden para la iglesia de ayuno colectivo y frecuente, como parte de la vida de la iglesia.

Podemos concluir después de considerar este tema hasta aquí, que esta es una práctica individual. Esto quiere decir que es decisión propia el practicarlo.

 

II.                  Veamos otros aspectos sobre el ayuno.

 

1.      Instrucciones sobre como se debe actuar cuando se ayuna (Mateo 6:16-18).

a.      Ayunar era una práctica que se esperaba de su gente. Dice “Cuando ayunéis” no dice “si ayunas” tampoco dice “si tu piensas que ayunar está bien” o “si te gustaría ayunar”. Por lo que dice al principio del versículo entendemos que Cristo asumió que sus seguidores practicarían el ayuno.  Esto simplemente quiere decir que Jesús espera que ayunemos.

b.      La actitud durante el ayuno. No debemos mostrar a la gente que estamos ayunando. Debemos de conducirnos normalmente.

2.      El ayuno es una práctica para los miembros de la iglesia (Lucas 5:33-35).

a.      Los discípulos de Jesús no ayunaban mientras él estaba con ellos. ¿Por qué? Cristo les dio la respuesta a aquellos que le habían preguntado: “Podéis acaso hacer que los que están de bodas ayunen, entre tanto que el esposo está con ellos?

b.      Cuando Cristo se fuera, entonces iban a ayunar. “Mas vendrán días cuando el esposo les será quitado; entonces, en aquellos días ayunarán”.

c.       

III.                ¿Cuáles son los propósitos de ayunar?

a)     Uno de los propósitos es afligir nuestra alma (Levítico 16:29-31; 23:26-31; Números 29:7).

1.      Afligir el alma. Afligir quiere decir: “ver hacia abajo, hacerse uno humilde (James Strong).

·        David dijo, “Lloré afligiendo con ayuno mi alma” (Salmo 69:10). Otra escritura que habla de esto mismo la encontramos en (Salmos 35:13).

                                  Afligir el alma – hace que el cuerpo sufra pero el alma se beneficia.

                                 Afligir el alma – produce humildad ante Dios.

Veamos el caso de Pablo en (1 Corintios 9:27).

·        Pablo no maltrataba su cuerpo, pero lo disciplinaba duramente.

·        Ayunar no es maltratar nuestro cuerpo, pero es humillarlo ante Dios.

·        Pablo disciplinaba su cuerpo, para evitar ser “eliminado”.

2.      La humildad agrada a Dios (Santiago 4:8-10; Isaías 57:15; 66:1,2).

a.      Como ya vimos, el ayuno es lo que logra.

b.      Dios aprueba a la persona humilde.

c.      Dios recibe las oraciones de los humildes.

d.      La humildad obtiene la atención de Dios (1 Reyes 21:27-29). Acab obtuvo misericordia, debido a su humildad que mostró ante Dios.

e.       

b.      Otro propósito es para buscar el favor y la protección de Dios.

1.      Esdras oró y ayunó pidiendo protección (Esdras 8:21-23).

2.      David oró y ayunó por su niño (2 Samuel 12:16-23).

 

c.      Otro propósito es para mostrar arrepentimiento (Joel 2:12,13; Jonás 3:5; Hechos 9:9). Tanto al pueblo de Israel, Nínive como a Pablo el ayuno mostró arrepentimiento.

 

d.      Otro propósito es para enviar predicadores y ordenar ancianos.

1.      La iglesia en Antioquia (Hechos 13:3) Enviando a Bernabé y a Pablo.

2.      La iglesia en Galacia (Hechos 14:22,23) Cuando ordenaron ancianos.

 

Conclusión:

1.      El ayuno consiste en abstenerse de comida por un tiempo.

2.      Tres tipos de ayuno – Absoluto, normal y parcial.

3.      Es un tema bíblico.

4.      Ayunar es voluntario, pero es algo que se espera.

5.      Ayunar tiene muchos propósitos, el principal es “afligir el alma”, lo cual produce humildad.

6.      Ayunar es una práctica que va a mejorar el trabajo del Señor en cualquier parte.

Estudio presentado por el hermano Elías Rodríguez.

 

                        

3,480 total views, 3 views today

“La Presentación de Niños”

(Lucas 2:21-24). Esta práctica que es la  “Presentación de niños”, es muy común en el mundo denominacional de nuestros días. Podríamos decir que es semejante al bautismo de infantes que la Iglesia Católica practica. Las denominaciones para no quedarse atrás, idearon tal práctica. Para nosotros como cristianos es de suma importancia saber que es lo que la Biblia dice al respecto, y este es precisamente el objetivo de este estudio.

I. Esta práctica es de la ley de Moisés (Lucas 2:22-24,39).

Al analizar el pasaje se establece el hecho de que esta práctica es parte de la ley de Moisés, bajo el Antiguo Testamento, y no en la ley de Cristo en el Nuevo Testamento. Saber esto es indispensable para colocar correctamente esta práctica en su respectivo lugar, es decir, para los judíos y no para los cristianos hoy día. Cinco veces se menciona “la ley” en este capítulo, refiriéndose a la ley de Moisés bajo el Antiguo Testamento, el énfasis que se hace a esto, nos ayuda a entender que para el Espíritu Santo era vital que nosotros entendiéramos claramente que esto era parte de la ley de Moisés para los judíos única y exclusivamente. De paso cabe mencionar que este énfasis es importante para probar que Cristo era el Mesías prometido por Dios en (Génesis 3:15), ya que en (Gálatas 4:4) se especifica que debería nacer bajo la ley y así fue como nació Cristo.

II. Lo que implicaba la práctica (Levítico 12:1-8).

Cuando una mujer daba a luz a un varón ella era inmunda siete días (v 2). Al octavo día se circuncidaba al niño (v 3). Ella no podía ir al santuario hasta que se cumplieran 40 días, que eran los días de su purificación (v 4). Un dato interesante que se hace notar es que cuando nacía una niña los días de la purificación eran 80 y era inmunda por dos semanas (v 5). Ahora, para que ella pudiera purificarse era necesario ofrecer un cordero de un año y un palomino o una tórtola (v 6), y en caso de que alguien fuera pobre para ofrecer esto, entonces ofrecían: dos tórtolas o dos palominos (v 8). Entre paréntesis, podemos ver en esto una evidencia de que José y María eran pobres por lo que ella ofreció (Lucas 2:24).

Por todo lo expuesto, vemos que la presentación de Jesús en el templo cuando fue niño siguió un ritual, que la ley de Moisés establecía. Esto no tiene ninguna relación con el evangelio de Cristo el cual encontramos en el Nuevo Testamento, por lo tanto, tal práctica no es para nosotros hoy.

 

Estudio elaborado por el hermano Elias Rodríguez.

3,742 total views, 12 views today

Haced Esto en Memoria de Mi

 

 

 Las palabras: “haced esto en memoria de mi,” fueron pronunciadas por Jesús en Lucas 22.19, y repetidas por Pablo en 1 Corintios 11.24-25. Estas palabras se refieren a la Cena del Señor.

Esta Cena es, sin duda, el memorial más grande que haya sido erigido. Los monumentos erigidos por el hombre, pronto se marchitan y decaen, pero éste, ¡nunca! Ha sido probado por el tiempo y el cambio; pero dondequiera que se congregan discípulos fieles, para comer, y beber la comunión del cuerpo, y de la sangre de Cristo, les trae de nuevo a la memoria en dolor, el sufrimiento y la muerte, de un amoroso Salvador.

El propósito de este articulo, es estudiar, detalladamente, el plan y la observancia Bíblica de la comunión. Debemos esforzarnos por “hablar donde la Biblia habla, y callar donde la Biblia calla;” y estar siempre dispuestos a permanecer en un “así dice el Señor.” Debido a que algunas personas han dejado de hacerlo así, le ha sido robada, a esta fiesta sagrada, su belleza original y su importancia fundamental. Para permanecer Bíblicos al servir a Dios, y cumplir nuestro deber hacia Él, tenemos que seguir el patrón, dado por la Biblia, para la observancia de la Cena del Señor. Por medio de nuestro estudio esperamos descubrir, exactamente, como es ese patrón. Ahora, si usted lo permite, quiero que volvamos a la noche en que Cristo fue traicionado; cuando con sus discípulos Cristo… “tomó pan.”

¿Cómo se le llama Bíblicamente?

La Cena del Señor: “Cuando, pues, os reunís vosotros, esto no es comer la cena del Señor(1 Corintios 11.20). “imposible” sería una palabra, más adecuada, en lugar de “no.” La idea del texto es que la conducta de ellos, en el versículo 21, hacía imposible que comieran la Cena del Señor. Pero, note que: “la Cena del Señor,” se distingue de “su propia cena.”

La Comunión: “La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?” (1 Corintios 10.16). La comunión significa tener algo en común, compañerismo, participación juntos, etc. Todos nosotros participamos juntos en la comunión. Lo mismo que Jesús y sus discípulos compartieron de esta fiesta sagrada, la noche que fue establecida, también hoy compartimos, unos con otros, en cada congregación de discípulos.

Su Propósito

¿Por qué observamos la Cena del Señor? ¿Cuál es su propósito? Las respuestas a estas preguntas están en las palabras de Jesús y Pablo. Queremos hacer notar sus palabras:

 

La comunión hace ver hacia el pasado para recordar a Cristo: “Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí” (Lucas 22.19). “Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí” (1 Corintios 11.25).

Los versículos citados nos dicen por qué es ésta una fiesta conmemorativa. Al ver hacia atrás, al tiempo de la muerte de Cristo y su sufrimiento, siempre guardaremos presente en nuestras mentes el sacrificio que hizo allí por nosotros. El hombre tiene, muchas veces, la tendencia a olvidar; Dios se dio cuenta de esto y nos dejó un recordatorio en la Cena del Señor.

La comunión hace que uno mire hacia su interior para examinarse a si mismo: “Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa” (1 Corintios 11.28). Yo aprecio sobremanera este mandamiento por dos razones: primero, me releva de cualquier responsabilidad de examinarlo a usted; y segundo, lo releva a usted de examinarme a mí. Cada uno debe examinarse a sí mismo. ¿Por qué? Escuche a Pablo: “Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí” (1 Corintios 11.29).

Se dará cuenta de que se usa la palabra “indignamente,” un adverbio, en lugar de “indigno,” un adjetivo. Indignamente nos dice cómo hacemos algo. La idea que debemos ser dignos de compartir de la comunión no es lo que Pablo está enseñando aquí, en absoluto. La enseñanza de Pablo se refiere estrictamente a la disposición de nuestra mente, y el propósito de nuestra participación, “sin discernir el cuerpo.” En otras palabras, si hacemos de ésta fiesta sagrada, una comida común, y disfrutamos de ella por cualquier otra razón, que las establecidas por las Sagradas Escrituras, estamos comiendo y bebiendo condenación para nosotros mismos.

La comunión mira hacia adelante hasta que Jesús venga: “Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga” (1 Corintios 11.26). Nosotros vemos, no solo hacia atrás, a su muerte, sino que también miramos hacia adelante, en anticipación expectante de su retorno para recibir a los fieles. Cada vez que compartimos de la comunión, recordamos que Jesús vendrá de nuevo.

La comunión mira hacia afuera proclamando la muerte de Cristo: “Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga” (1 Corintios 11.26). La palabra “anunciar” significa declarar, proclamar, predicar, etc. Así que, cada vez que observamos la comunión, pregonamos la muerte de Jesús hasta que venga.

¿Cuándo debemos observarla?

“El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche” (Hechos 20.7). La costumbre de los primeros cristianos era congregarse el primer dia de la semana “para partir el pan;” y esto se hizo cada primer dia de la semana.

 

Alguien puede objetar que la palabra, “cada,” no se encuentra en este pasaje. Esto lo concedemos; pero recuerde que los Judíos se les mandó recordar el séptimo dia, el sábado, y guardarlo santo; y aunque la Biblia no dice “cada séptimo dia,” sabemos que incluye cada séptimo dia. Tan cierto es que cada semana tiene un séptimo dia o sábado, como que cuando ese dia llegaba los judíos lo guardaban. Podemos estar seguros, también, que como cada semana tiene un “primer dia,” cuando llegaba ese dia los discípulos se congregaban para partir el pan.

La historia antigua nos declara esto, citamos: “en el dia del Señor todos los cristianos de la ciudad o del país se reúnen, por que ese es el dia de la resurrección del Señor; y entonces leemos los apóstoles y los profetas. Esto se hace: el que preside dirige un discurso a la asamblea para exhortarlos a imitar y a practicar las cosas que han oído, y entonces todos nosotros nos juntamos en oración, y celebramos la Cena del Señor” (Mosheim Eccl, Hist, Vol. 1, p 135).

También en Eusebius leemos: “desde el principio los cristianos se congregaron el primer dia de la semana, llamados por ellos el dia del Señor, para leer las Sagradas Escrituras, predicar, y celebrar la Cena del Señor.” La práctica de observar la Cena del Señor trimestralmente, dos veces al año, o en cualquier otro dia, aparte del primer dia de la semana, es ajena a la Biblia.

¿Como debemos observarla?

Debemos leer las palabras de Mateo y Marcos, acerca de la Cena del Señor, para poner en claro el asunto, frente a nosotros: Mateo 26.26-28, “Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.” Marcos 14.22-24, “Y mientras comían, Jesús tomó pan y bendijo, y lo partió y les dio, diciendo: Tomad, esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos. Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada.”

De estos pasajes aprendemos que mientras comía la pascua con sus discípulos Cristo;

Tomó Pan.

Usted pregunta: ¿Qué clase de pan? La respuesta está en las circunstancias alrededor de la comida que Cristo tomó. Ellos estaban comiendo la pascua. Durante la pascua ninguna levadura debía entrar en sus casas: Éxodo 12.15, “Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, será cortado de Israel.” Es evidente, por este pasaje, que Jesús usó pan Ázimo, a menos, por supuesto, que quisiéramos acusarlo a Él de quebrantar la ley. Nos sentimos seguros de que no fue así.

Jesús Tomó Pan.

La Biblia dice: “Jesús tomó pan.” La palabra griega que es traducida “pan” es “artos” en Mateo 26.26; Marcos 14.22. Significa y se traduce muchas veces cuando se usa en el número singular simplemente un pan.

 

En las versiones de la Biblia en ingles, R.S.V. y la A.S.V. el pasaje dice así: “tomó un pan.” El hecho que Jesús tomó un solo pan es significativo por varias razones: primeramente, pone un patrón bíblico a seguir por nosotros. Si Jesús hubiera tomado varios panes, o un pan por cada discípulo, podríamos exigir justificadamente, que se hiciera igual, pero ya que Jesús usó solo un pan, nosotros tenemos que seguir su ejemplo. En segundo lugar, Cristo tenia un cuerpo físico, y el pan representa ese cuerpo, lógicamente debemos usar un solo pan. Cuando una congregación de discípulos usa muchos panes en la comunión, ¿Cuáles cuerpos representan esos panes? Cristo tenía solo uno, por eso necesitamos solo un pan para representarlo. En tercer lugar, hay un cuerpo espiritual, la iglesia (Efesios 4.4; Colosenses 1.18; Efesios 1.22-23). En 1 Corintios 10.17 Pablo dice “Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan.” Nuestro escritor quería enseñar una verdad valiosa, razonando de lo conocido, a lo desconocido. Todo mundo sabía que en el dia del Señor, en la comunión, ellos usaban un pan; así que Pablo usa esto para enseñarles que, como todos ellos compartían de un pan, eran también un cuerpo. Este hecho simbolizó su unidad en Cristo. Entonces, ¿Por qué los hombres quieren destruir el bello simbolismo contenido en el “un pan” por usar mas de uno? Pero, enseguida, queremos notar como…

Jesús partió el pan

“Tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió” (Mateo 26.28). hay mucha discusión acerca de la forma como Jesús partió el pan. Sin embrago, por medio de su ejemplo y también por varios otros pasajes relacionados, creo que podemos llegar a una conclusión bíblica.

1) ¿Qué hizo Jesús? Hay dos preguntas que debemos considerar aquí: ¿partió Jesús el pan para si mismo? O ¿lo partió para todos los discípulos que estaban congregados? Para entender y contestar estas preguntas notemos Lucas 22.19, “Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí.” Después de bendecir el pan Jesús lo partió, se los dio a sus discípulos y dijo “haced esto.” “Esto,” es un pronombre demostrativo que tiene por su antecedente la acción de Cristo. En otras palabras, Jesús les pide a sus discípulos que hagan lo mismo que Él había hecho. Sin embargo, si Jesús hubiera tomado un pan, y lo hubiera partido por la mitad, habría sido imposible para sus discípulos hacer lo mismo. O, si hubiera tomado un pan, y lo hubiera partido en cien pedazos, habría sido imposible para sus discípulos hacerlo igual, a menos que tuvieran otro pan. Pero si Jesús tomó un pan, partió un pedazo para Él, y entonces pidió que sus discípulos que hicieran lo igualmente, ellos si pudieron hacerlo. Vamos a otro pasaje para ver si esto fue lo que pasó realmente.

2) En Hechos 2, después que tres mil alamas se añadieron a ellos, leemos en el versículo 42: “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan…” esto demuestra que todos partieron el pan.

3) Hechos 20.7 “El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba…” los discípulos de Troas se reunieron para comer la Cena del Señor y cuando lo hacían todos partían el pan. No podemos concluir de este pasaje, que un hombre partió un pan por la mitad o que un hombre partió un pan en muchos pedazos. Aquí, el partir, fue hecho por cada discípulo, lo mismo que se hizo la noche cuando Jesús lo estableció.

 

4) 1 Corintios 10.16 “…El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? Note, “partimos,” no es que alguien lo haga por nosotros, sino que lo hagamos nosotros mismos. El versículo 17 identifica para nosotros, el “nosotros.” Veamos, “… nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan.” Esto debe resolver para siempre la controversia. Nosotros todos compartimos del pan cuando todos partimos y comemos de el. Si alguien puede partir por nosotros, entonces alguien puede compartir por nosotros, si no, ¿Por qué no? Los argumentos anteriores llevan a la conclusión irrefutable, que Jesús tomó pan, lo bendijo, lo pario. Cortando un pedazo de él, lo comió, dio a sus discípulos y ellos hicieron igualmente. Pero ahora consideremos:

La copa del Señor

Ahora pasamos a un estudio de la copa del Señor. La Escritura Divina dice: “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos” (Mateo 26.27; “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos” (Marcos 14.23).

La palabra “copa” usada por Jesús viene de la palabra griega “poterion,” que significa “vasija para beber.” Las definiciones siguientes son dadas por Thayer en su diccionario del griego: “una copa, una vasija para beber” página 533. “la cosa de la que uno bebe” página 189. “la vasija que uno bebe” página 510.

De lo anterior es evidente que el Señor tomó una copa, o vasija para beber, literal. También es significativo que tomó una sola copa. Se usa copa en el número singular. La vasija para beber que Jesús usó, también contenía algo: “Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre” (Mateo 26.29). de esto vemos que la vasija para beber usada por Jesús contenía fruto de la vid. Ahora, el fruto de la vid en la copa no era la copa, como algunos razonan falsamente. La copa que Jesús tomó era una vasija para beber, un sólido. En la copa (solido) había fruto de la vid (líquido). Entonces, ¿Qué es la copa del Señor? La copa del Señor es una vasija para beber que contiene fruto de la vid, que es santificado por la oración y la acción de gracias.

Por algún tiempo ha habido un desacuerdo acerca del número de las vasijas para beber que se usan en la distribución del fruto de la vid. Algunos dicen que la copa no tiene significado y, por eso, bíblicamente, pueden usarse tantas copas se deseen. Estamos en desacuerdo con esto. Creemos que la Biblia prueba concluyentemente que debe usarse una sola copa en cada congregación de discípulos. Generalmente, se está de acuerdo que la Biblia enseña una cosa por mandamiento divino, ejemplo aceptado o inferencia necesaria. Se concede generalmente que es suficiente con que una cosa sea enseñada por una de estas maneras para ser obligatoria para nosotros hoy.

Pero, debemos esforzarnos a probar que el uso de una copa en cada congregación para la distribución del fruto de la vid, se enseña no solo de una manera, sino de las tres (ejemplo aceptado, mandamiento divino, e inferencia necesaria).  

 

Una copa es enseñada por ejemplo.

Jesús usó una copa. “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos” (Mateo 26.27). En las versiones de la Biblia en ingles R.V. y A.S.V. leemos: “Y tomó una copa.” “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos” (Marcos 14.23). en el Emphatic Diaglott se lee bajo Marcos 14.23: “Ellos bebieron de ella” esto es,, de la copa. Pero note de nuevo: 1 Corintios 11.25 “Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.” ¿Podría haber un lenguaje mas claro que éste? Estimado lector: ¿Podría alguien leer estos versículos y en su imaginación encontrar más de una copa en ellos? Ciertamente no. El ejemplo de nuestro Señor es una copa que contiene fruto de la vid.

Una copa es enseñada por mandamiento.

Mateo 26.27, “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos.” La traducción de Goodspeed dice: “todos deben beber de ella.” Este es un mandamiento claro y simple de Jesús a sus discípulos.

¿Entendieron? Vamos a ver. Marcos 14,23, “y bebieron de ella todos” o “todos bebieron de ella” (Goodspeed). Es imposible obedecer el mandamiento del Señor cuando se usan copas individuales. Cuando las usan, pueden beber de ellas, pero un pueden beber de ella.

En 1 Corintios 11.2 leemos: “Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué.” En estas pocas palabras, el apóstol les mandó a estos hermanos guardar las ordenanzas así como se las entregó; y esto prohíbe un cambio en el procedimiento divino. ¿A que se refiere Pablo? Note: “Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan… Asimismo tomó también la copa” (1 Cor. 11.23, 25). Para abreviar, lo que Pablo dice es esto: “Ustedes hermanos, guarden los mandamientos como se los entregué, por que lo que les entregué, yo lo recibí del Señor, y lo que recibí del Señor es: “tomó la copa.” Debe notar que es copa, no copas. Le pregunta es: ¿podemos obedecer a Cristo si usamos mas de lo que Cristo o Pablo autorizó?

Una copa es enseñada por inferencia necesaria.

Ya se probó el uso de una copa por ejemplo y por mandamiento, pasemos ahora a nuestro último punto de prueba, la inferencia necesaria. Por esto queremos decir que las Sagradas Escrituras infieren necesariamente el uso de una copa. Notemos 1 Corintios 11.26: “Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.”

La expresión: “bebiereis esta copa” es figurativa. La figura del lenguaje involucrada es metonimia. “Metonimia es la figura de lenguaje cuando se usa el nombre de un objeto por otro que es sugerido claramente.” Por ejemplo: “el recipiente por la cosa contenida” (Tanner, Composition and Rhetoric) en otras palabras, “bebemos la copa” al beber su contenido. De cualquier modo, no podemos beber una copa a menos que haya una copa presente; Así cuando Pablo dijo: “bebiereis esta copa,” infiere por sus palabras, que una copa está presente. Y podemos agregar una copa literal. Si quisiéramos sugerir mas de una copa diríamos “beber las copas.” Es significativo que Pablo no dijo eso. Por lo tanto, se enseña una copa por inferencia necesaria.

 

Para seguir a Jesús y a Pablo tengo que usar una sola copa.

Ahora llamamos su atención a otra serie de argumentos basados en la proposición precedente. Por favor note cuidadosamente:

1. Cristo tomó una copa: “Y tomando la copa” (Mateo 26.27); “Y tomando la copa” (Marcos 14.23); “De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa” (Lucas 22.20); “Asimismo tomó también la copa” (1 Corintios 11.25).

2. Dio gracias por una copa: “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias” (Mateo 26.27); “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias” (Marcos 14.23).

3. Damos gracias por una copa: “La copa de bendición que bendecimos” (1 Corintios 10.16).

4. Jesús les dio una copa a sus discípulos: “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio” (Mateo 26.27); “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio” (Marcos 14.23).

5. Jesús llamó el contenido de una copa su sangre: “Esto es mi sangre” (Mateo 26.28); “Esto es mi sangre” (Marcos 14.24).

6. Jesús mandó a sus discípulos congregados, beber de una copa: “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos” (Mateo 26.27): “Bebed de ella” (Goodspeed).

7. Los discípulos obedecieron y todos bebieron de una copa: “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos” (Marcos 14.23), o ellos “todos bebieron de ella,” o “todos ellos bebieron en ella.”

8. Los comulgantes de una asamblea fueron enseñados a beber de una copa: “Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa” (1 Corintios 11.28)

De los argumentos precedentes, es evidente que, si sigo la Biblia solamente, usaré una copa en la observancia de la Cena del Señor. Sin embargo por que hay discordancia sobre estos puntos, que pensamos que están correctos, vamos a considerar:

Algunas objeciones:

Como es el caso normalmente con los asuntos de controversia, siempre hay objeciones que se levantan en contra. Ya que pensamos que muchas de estas no son dignas de consideración, mencionaremos solo unas.

“Repartidlo entre vosotros”

En Lucas 22.17 Jesús dijo: “Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros.” Algunos, después de leer esto, dicen que tenemos libertad en cuanto a como lo dividimos; y, continúan, porque Cristo no podía dividir una copa literal, está bien usar copas individuales. Aparentemente olvidan que cuando Jesús dijo: “Repartidlo,” de refería al contenido de la copa; y que el lenguaje usado es una metonimia. ¿Como dividieron la copa en realidad? Permita que la Biblia le conteste. “Bebieron de ella todos” (Marcos 14.23). Dividieron la copa, bebiendo cada discípulo de ella, y de ninguna otra manera. Dividimos una copa al compartir de su contenido. Sin embrago, este argumento no les ayuda a aquellos que usan copas individuales, porque ellos mismos dejan de practicarlo. Cada comulgante no tiene nada que ver con la división de la copa como lo exigen. Antes de que la gente llegue al servicio de la iglesia, alguien ya puso una pequeña porción del jugo de la uva en unos recipientes y se prepara todo. ¿Por qué la objeción?

 

Mateo 26.27-28

Uno de los argumentos principales que muchos usan en defensa de las copas individuales, es una perversión del pasaje anterior. Después de leer lo que dice, argumentan que “la copa es la sangre.” Muchos de ellos honestamente creen que Jesús enseña esto. Pero al leer este pasaje otra vez se nota lo que dice: “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.” Copa aquí es de “poterion” (una vasija para beber—Thayer). Jesús tomó una copa literal, y después de dar gracias, se la dio a los discípulos y ellos todos la compartieron bebiendo de ella, o en ella. El “esto” del verso 28 se refiere por metonimia al contenido de la copa esta es la interpretación dada por los hombres quienes entienden el lenguaje del Nuevo Testamento.

A.T. Robertson dice “Poterion (copa) en Mateo 26.27 significa una copa literal, mientras el verso 28 “esto” significa el contenido.” Stringfellow, profesor de griego en la universidad Drake, dice: “Esto” (en griego) es una palabra neutra, y debe referirse a la “copa,” que es también neutra; pero la referencia es por metonimia al contenido de la copa.” Así, la Biblia no enseña que la “copa es la sangre,” sino que el contenido de la copa, o el fruto de la vid, representó la sangre, mientras la copa representó el Nuevo Testamento (Lucas 22.20 y 1 Corintios 11.25).

La copa que Cristo usó

En vano intentan desacreditar el uso de una copa. Muchos afirman que debemos usar la misma copa que Cristo usó. Esto no es la verdad por varias razones. Su disputa es que si vamos a usar una copa por que Cristo usó una copa entonces debemos usar la misma copa que Él usó. Sin embargo usan pan y fruto de la vid porque Él los usó pero no insisten en usar el mismo pan y el mismo fruto de la vid que Cristo usó, podemos usar algún pan y algún fruto de la vid con el mismo propósito. Igualmente, mientras no podemos usar la copa original que el usó, podemos usar otra, para el mismo propósito.

La higiene

Otros dicen que una copa es antihigiénico. Dicen: “no querría beber después de esa persona,” etc. Otros tienen miedo de contagiarse de alguna enfermedad terrible. Me parece que si mas personas se preocuparan de hacer la voluntad de Dios, que de contagiarse de una enfermedad estarían mejor. Y además de esto, Jesús supo, con toda certeza, lo que hizo, cuando estableció la comunión. Si hubiera habido algún peligro en usar una copa, lo hubiera hecho de otra manera.

Sin embrago, para aquellos que se preocupan por la higiene incluimos una porción del Pathfinder Magazine, de Washington, D. C., del 20 de Marzo de 1944: “la tradición sagrada de la copa común en la comunión, la que llega hasta hoy desde el aposento alto, en Jerusalén, se ha librado de la acusación repetida de ser una ´trajinante de microbios,´ por una investigación científica de dos profesores universitarios de Chicago. En un informe del periódico de Enfermedades Infecciosas, el Doctor Williams Burrows, profesor asociado de bacteriología, y la Doctora Elizabeth Hammons, instructor en la clínica dental Walter G. Zoller, dicen que se ha sabido por mucho tiempo, que los metales pesados, particularmente la plata, tienen un efecto contra los microbios, y se auto-esterilizan, para que las copas comunes no extiendan las enfermedades. “hay diferencias significativas entre los utensilios usuales del restaurante, y la copa de plata de la comunión, los científicos declararon que es la acción mata—bacterias de la plata, y el cuidado con que se administra el sacramento.” Se puede ver que el argumento de la higiene no tiene fundamento.

 

Asambleas grandes

Unos que no quieren la copa común en la comunión preguntan: “¿Qué pasa con las asambleas grandes?” Razonan que la congregación crecería tan grande que una copa no sería práctica. Aparentemente olvidan que tenemos autoridad bíblica para más de una asamblea para la comunión pero no tenemos autoridad bíblica para más de una copa por asamblea. Aquí está la solución al problema supuesto. Visiones de congregaciones que crecen a tres mil y cuatro mil son ilógicas, sin embargo los que usan este argumento no podrían señalar una congregación así de tamaño. Podríamos seguir notando objeciones para el uso de una copa, sin embargo, estas son las más comunes. A pesar de todos los argumentos y objeciones, a pesar de todo lo que se dice y se hace en oposición al uso de una copa, la Biblia siempre dice lo mismo, “Y tomó la copa…”

Una serie de argumentos finales

Ahora ofrecemos para su consideración una serie de argumentos finales en el uso de una copa para la distribución del fruto de la vid. Son los siguientes:

1. Una copa en la comunión es la tradición entregada por los apóstoles: “Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros” (2 Tesalonicenses 3.6). pablo nunca entregó las tradición de copas individuales.

2. Podemos usar “una copa” y andar por la misma regla: Filipenses 3.16-17, “Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa. Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros.” La regla por la que andamos no menciona más de una copa en la comunión.

3. Podemos usar “una copa” y hablar conforme a las palabras de Dios: 1 Pedro 4.11, “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios.” La palabra de Dios dice “copa” no dice “copas.”

4. “Una copa” es una planta de Dios: Mateo 15.13, “Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada.” Dios no plantó, recomendó, ni autorizó más de una copa en la comunión.

5. “Una copa” es una buena obra: 2 Timoteo 3.16-17, “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” La Escritura enseña el uso de una copa en la comunión y nada más.

6. El uso de “una copa” es de fe: Romanos 10.17, “Así que la fe es por el oír, y el oír, es por la palabra de Dios.”

7. Solo el uso de “una copa” en una asamblea “pertenece a la vida y a la piedad” 2 Pedro 1.3, “Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia.”

8. Podemos usar “una copa” y tener unidad porque se condena la división: 1 Corintios 1.10: sin embargo, aquellos que usan mas de una copa no pueden hallar su práctica en la Biblia.

 

9. Podemos usar “una copa” y adorar a Dios en verdad: Juan 4.24, “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” ¿Qué es la verdad? “Tu palabra es verdad” (Juan 17.17). pero la palabra enseña el uso de una copa, no de copas, por eso, para adorar a Dios en verdad tenemos que usar una copa.

10. “Una copa” para una asamblea se halla en el consejo de Dios: Pablo le dijo en Hechos 20.27, “porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.” Pablo declaró el uso de una copa, no de copas. Esto debe ser suficiente para mostrarnos quemas de una copa en la comunión no es bíblico. Siempre debemos conformarnos con lo que está escrito en la Biblia, y aceptar nada mas que lo que dice el Señor para nuestra fe y práctica.

El fruto de la vid

Ahora pasamos a un estudio del contenido de la copa: cuando Jesús tomó la copa y se la dio a sus discípulos, la Biblia dice: “y bebieron de ella todos.” ¿Qué bebieron? Para la respuesta vamos a notar Mateo 26.29; “no beberé más de este fruto de la vid.” Marcos 14.25, “no beberé mas del fruto de la vid.”

De estos versículos aprendemos que el elemento de usado por Jesús fue el “fruto de la vid.” La palabra “fruto” en mateo 26.29 y Marcos 14.25 es del griego “gennema.” Significa “vástago, descendencia, fruto, producto” (Léxico Robinson pagina 141). De esto se puede ver que el fruto de la vid es el producto de la vid ¿Qué produce la vid? Debemos ir una viña y apretar los racimos de uvas en nuestras manos, ¿no sería el jugo que sale de estos, fruto de la vid? ¿Puede negar que sale el fruto de la vid? Ciertamente no. Desde aquí ya satisface todos los requisitos escritos para el elemento de la bebida en la Cena del Señor, ¿Por qué debemos buscar alguna otra cosa? ¿Podría probar alguien que el vino fermentado, alcoholizado y embriagador es el producto de la vid? ¡Nunca! No hay ninguna vid en la tierra que produzca tal cosa. El vino alcohólico no es el fruto natural de la vid. ¿podríamos concebir que el Señor usó, para representar su sangre, algo que, como dice la Biblia, “Mas al fin como serpiente morderá, y como áspid dará dolor” (Proverbios 23.32). Ciertamente que no.

Para probar que el vino fermentado no es el fruto de la vid, invitamos su atención a los siguientes pasajes: Génesis 1.11, “Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.” Este pasaje enseña una verdad establecida por Dios en el principio del tiempo. La vid produce fruto (las uvas rinden, jugo) con semilla en si mismo. Ninguna vid produce vino embriagador. Éste es un producto de la fermentación. En Juan 15.4, Jesús dice, “Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.” Mientras nuestro Señor enseña aquí una lección espiritual, la figura que usó es verdadera literalmente. Jugo de uvas que no es fermentado se produce en una rama en la vid. No el vino fermentado. El vino fermentado se produce después que el jugo de uva se extrae de las uvas y ocurre el proceso de fermentación. Entonces, ¿Cómo puede el hombre decir que éste es el fruto de la vid?

 

Leudado y fermentado

Si recuerda, cuando estudiamos el pan aprendimos que toda levadura era retirada de sus casas durante la semana de la pascua. De esto concluimos que Jesús usó pan ázimo en la institución de la Cena. Sin embargo, algunos que afirman el uso del pan ázimo, dan la vuelta y contienden a favor del vino leudado. Leudado significa fermentado, “leudado, cualquier cosa leudada o fermentada” (Young´s Analytical Concordance, pagina 596).

“Leudar” significa: fermentación del producto” (Webster). Ya que el vino leudado es vino fermentado, y que toda levadura fue puesta afuera de sus casas, lógicamente se concluye que Jesús no podía haber usado vino fermentado sin desobedecer la ley. Estamos seguros que no hizo esto.

El Nuevo Testamento en Modern Speech por Weymouth expone en Mateo 26.29: “el producto de la vid.” El Nuevo Testamento siglo veinte expone: “el jugo de la uva.” Ferrar Fenten bajo Mateo 26.29 tiene esta nota al pie de página. “se debe notar que ningún vino fermentado puede ser usado por los Hebreos durante la semana de la pascua.”

Al restaurar el patrón del Nuevo Testamento para la observancia de la comunión nosotros no debemos olvidar 1l “fruto de la vid.”

Conclusión

El objeto de este corto artículo, ha sido presentar a sus mentes la observancia bíblica de la comunión. Por muchos años, después del establecimiento de la iglesia, se observó la comunión como se presenta en la Biblia. Pero el caso es que muchas veces, el hombre inyecta sus maneras en las cosas de Dios, y el resultado es un desastre espiritual. Para muchos el espíritu de innovación es fuerte, y una vez que se desvían de un patrón divino, no hay, aparentemente, ningún lugar para detenerse. La comunión ha sido mal manejada por aquellos que creen saber más de teología que la Biblia. Si tuviéramos mas cuidado de llevar a cabo los mandamientos divinos, y menos interés en nuestras propias opiniones, todo estaría mucho mejor. Tarde o temprano, alguien tiene que decir “alto.” Muchas veces a la persona que dice “alto,” de le llama “un perturbador” en la iglesia, pero no obstante se debe hacer. Porque sentimos que este es el caso con la comunión, presentamos esto para su estudio.

Para hacer de su conocimiento como se inició la separación de la verdad, le invitamos a leer lo siguiente:

LA HISTORIA DE LAS COPAS INDIVIDUALES DE LA COMUNIÓN

“Hasta cerca del fin del siglo decimonoveno el cáliz, o copa, se usó en la distribución del vino en la Cena del Señor. Por este tiempo, se empezó a poner mas atención a la higiene, y el uso de la copa común empezó a ser impopular entre los comulgantes. El reverendo J. G. Thomas, quien era ministro y medico a la vez, fue el autor de la idea de las copas individuales. Por su práctica medica desacreditó la copa común, como insalubre y peligrosa, y pensó que se podía hacer mas atractiva y bella la Cena del Señor por el uso de las copas individuales. Se le concedió su primera patente en marzo de 1894. El primer culto donde usó las copas individuales fue una iglesia pequeña en el condado de Putnam en el estado de Ohio.” (The Sacrament of the Lord´s Supper by Thomas H. Warner, pag. 237-238).

Se puede ver que fue hasta unos 1800 años después de Cristo, cuando el hombre empezó a salirse del patrón divino. Este alejamiento continuó hasta que a los pocos años lo que era sagrado había llegado a ser el objeto de la imaginación del hombre. Se ha hecho cambio tras cambio hasta el presente, al grado que es poco lo que queda de su belleza original. ¿Cuándo parará todo esto? Solo cuando los hombres se atrevan a permanecer en lo que está escrito, sin poner ni quitar nada. Sinceramente esperamos y oramos que este articulo, hará que algunos se detengan a pensar. Compare estas enseñanzas con la Biblia, si son verdaderas, acéptelas, si no, rechace la verdad.

 Elaborado por Ronny F. Wade

3,265 total views, 12 views today

¿Es Toda Iglesia la “Iglesia de Cristo”?

Las Escrituras enseñan que solamente los que son miembros de la iglesia de Jesucristo serán salvos. La iglesia se llama “el cuerpo” de Cristo (Colosenses 1:18; Efesios 1:2223). Cuando el Señor vuelva, él salvará solamente a aquellos en el “cuerpo”: “Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador (Efesios 5:23).

Ya que Jesús solamente salvará a su “cuerpo”, o “iglesia” cuando vuelve otra vez, es importante examinarnos para estar seguros de que estemos en la iglesia correcta (2 Corintios 13:5). ¿Es el cuerpo (organización) religioso del cual usted es miembro, la “iglesia de Cristo”? ¿Es propiedad de Cristo? ¿Es ella la iglesia de Cristo?

Identificando la Iglesia del Señor

Se ha dicho que una iglesia que lleva el nombre equivocado, la doctrina equivocada, y la práctica equivocada no puede terminar siendo la iglesia correcta. Esta declaración es innegable en sí. Para ser la iglesia correcta, ésta tiene que llevar (1) el nombre correcto, (2) la doctrina correcta, y (3) la práctica correcta. Investiguemos lo que las escrituras enseñan acerca de estas tres cosas.

El Nombre Correcto

Algunos están sorprendidos en saber que la iglesia del Nuevo Testamento no tenía un nombre específico. Sin embargo, se refería a la iglesia del Señor en diferentes maneras. Fue llamada simplemente “la iglesia” (Efesios 3:21). También fue llamada “el cuerpo” (Colosenses 1:18), la “iglesia del Señor” (Hechos 20:28), la “congregación de los primogénitos” (Hebreos 12:23), “iglesias de Cristo” (Romanos 16:16), y la “casa de Dios” (1 Timoteo 3:15). Observe que cada uno de estos títulos describe la iglesia. Cada título denota posesión o en alguna forma da gloria a Jesucristo quien dio su vida en sacrificio por la iglesia (Efesios 5:25).

En el libro de Efesios, Pablo describe la iglesia como la novia de Cristo: “Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella” (Efesios 5:2325).

Todos sabemos lo que sucede al nombre de la mujer cuando ella se casa. Ella empieza a llevar el nombre del esposo. ¡Imagínese qué insultado se sentiría un hombre si su esposa decidiera llevar el nombre de otro hombre en vez del nombre de su esposo! ¿No insulta también a nuestro Señor cuando su iglesia lleva nombres hechos por hombres? Seguramente honramos a Cristo al llevar el nombre “iglesia de Cristo”, u otro título encontrado en la Biblia. Llamemos “cosas bíblicas con nombres bíblicos”. ¿Puede hallar el nombre de su iglesia en el Nuevo Testamento?

La Doctrina Correcta

Existen muchas falsas doctrinas en el mundo religioso (Colosenses 2:8; Mateo 15:9). Obviamente, no podemos hablar de todas en un artículo tan pequeño como este. Pero, ¿qué enseñó la iglesia del Señor que hiciera la multitud para ser salva? Escuchemos a Pedro en el día de Pentecostés: “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2:38). Muchas iglesias hoy enseñan que los pecadores son salvos ANTES de ser bautizados. Sin embargo, la Biblia enseña claramente que el bautismo es “para perdón de los pecados”. Otros pasajes dicen que el bautismo “lava los pecados” y “nos salva” (Hechos 22:16; 1 Pedro 3:21).

¿Qué fue la norma de autoridad en la iglesia del Nuevo Testamento? La Biblia enseña que la iglesia del Señor consideraba el Nuevo Testamento su norma de autoridad (2 Corintios 3:6; Hebreos 8:613). Aunque la “iglesia de Cristo” leía y aprendía de las Escrituras del Antiguo Testamento, ellos enseñaban que las leyes antiguas ya no son para nosotros, incluyendo el día de reposo (Colosenses 2:1416; Hebreos 9:1617).

¿Qué enseñaba la iglesia del Señor acerca de la división religiosa? Algunos ahora hablan de la división como si fuera buena; dan gracias de poder escoger su propio estilo de adoración y doctrina. La “iglesia de Cristo” enseñó que la división religiosa era pecado (1 Corintios 1:1011; 3:34). Jesús mismo enseñó que era mala la división: “Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer” (Marcos 3:2425). La “iglesia de Jesucristo” no puede simplemente unirse con cuerpos y doctrinas religiosas de hombres. Dios manda que la iglesia permanezca separada de tales cosas: “Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso” (2 Corintios 6:1718).

Cuando la gente ya no enseña la misma doctrina que enseñó Jesús, ellos ya no tienen a Dios con ellos (2 Juan 910) y son culpables de causar división en “el cuerpo” de Cristo (Romanos 16:1718; Proverbios 6:1619).

La Práctica Correcta

Las prácticas de la “iglesia de Cristo” original fueron sencillas, y a la vez glorificaban a Dios. Una cosa que la iglesia practicó fue reunirse CADA primera día de la semana (domingo) para comer la “cena del Señor” (Hechos 20:7). Ellos siguieron el patrón que les dio el Señor mismo (1 Corintios 11:2,23,24). Aunque esto es evidente, la mayoría de las iglesias hoy, no practican esto. Algunos celebran la cena del Señor mensualmente, otros trimestralmente, otros anualmente, y algunos no la celebran en absoluto.

En la iglesia primitiva las mujeres aprendían en silencio (1 Timoteo 2:1114) y no les era permitido hablar ni hacer preguntas en los cultos públicos de adoración (1 Corintios 14:3435). Estos eran mandamientos del Señor (1 Corintios 14:37) que se enseñaban en toda congregación del primer siglo (1 Corintios 4:17). Sin embargo, oímos de iglesias hoy, que no solamente permiten que la mujer hable y haga preguntas, ¡sino aun haciéndolas predicadores!

La “iglesia de Cristo” mencionada en la Biblia cantaba alabanzas a Dios sin el acompañamiento de instrumentos mecánicos. Su música era cantar únicamente (Efesios 5:19; Hebreos 13:5) y no se atrevían a cambiar el patrón (Hebreos 8:5). Sin embargo, la mayoría de los cuerpos religiosos hoy tienen instrumentos mecánicos a pesar del hecho que nos es prohibido añadir a la palabra de Dios (Apocalipsis 22:1819).

La “iglesia de Cristo” en la Biblia tenía una sola ofrenda el primer día de la semana para santos necesitados (1 Corintios 16:12). Ellos no tenían una ofrenda en ningún otro tiempo. Sin embargo, las iglesias de hoy a menudo hacen una ofrenda cada vez que se reúnen para adorar. No hay autoridad para esta práctica.

Todo lo que la iglesia enseña y practica tiene que ser hecho “en el nombre” de Jesucristo; es decir, todo tiene que ser hecho con su autoridad. “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él” (Colosenses 3:17). No toda iglesia es la “iglesia de Cristo”. La mayoría fueron iniciadas por un hombre dentro de los últimos pocos siglos; algunas han comenzado dentro de nuestro propio tiempo de vida. Prestemos atención a las Escrituras que dicen: “Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican” (Salmos 127:1).

Nos alegraríamos estudiar estas cosas en más detalle con usted. Por favor escribanos si le podemos servir y por favor visite nuestro servicio de adoración en cualquier ocasión.

Elaborado por George Battey

1,317 total views, no views today

“El Primer dia de la Semana”

Introducción:

Los hombres no están de acuerdo acerca del día en que los cristianos deben reunirse para adorar a Dios. Algunos dicen que el sábado (el séptimo día), mientras otros dicen que el primer día de la semana (el domingo). Los dos no pueden estar correctos. El Nuevo Testamento enseña que el día de reposo terminó y nosotros en esta edad debemos reunirnos el primer día de la semana.

 

I.

Adán, Abraham, Isaac, Jacob y José no guardaban el día de reposo.

 

A.

Nadie lo guardaba hasta un poco antes que la ley de Moisés fue dada en Sinaí (Exodo16:23).

B.

El mandamiento de guardar el sábado fue dado a Israel en Sinaí (Nehemías 9:13,14).

 

II.

La ley acerca del sábado fue dada a Israel solamente.

 

A.

Dios no hizo este pacto con otro antes o después de Israel (Deut.5:1-5,15)

B.

Era una señal entre Dios e Israel en memoria de su rescate de Egipto (Exodo31:16,17).

C.

Los gentiles no guardaban el día de reposo, ni fueron corregidos por no guardarlo.

D.

La naturaleza del sábado, lo limitó a la gente que vive en un clima caliente.

 

1.

No se podía trabajar aquel día. Aun recoger leña fue castigado con pena de muerte (Exodo20:10; Núm.15:32-36).

2.

Tenían que quedarse en sus lugares (Exodo16:29). Los israelitas podían viajar como un kilómetro, o sea un camino de un día de reposo (Hechos 1:12).

3.

Los israelitas no podían encender fuego en el día de reposo (Exodo35:3). Por violar este mandamiento recibieron la pena de muerte (Exodo31:14,15).

 

III.

Cuando el Nuevo Pacto fue efectivo, el Antiguo Pacto que contiene la ley del día de reposo fue abrogado.

 

A.

Jeremías predijo un pacto nuevo en Jeremías 31:31-34. Esta predicción fue cumplida según Hebreos 8:6-13.

B.

El escritor de los Hebreos dijo: “quita lo primero, para establecer esto último” (Hebreos.10:9).

C.

Pablo dijo que lo viejo fue quitado de en medio y clavado en la cruz (Colosenses 2:14).

D.

Aunque Jesús guardaba el día de reposo, era porque Él vivió y murió bajo la ley antigua. Algunos dicen: “Pedro dijo que Jesús nos dejó un ejemplo y debemos seguir sus pisadas 1 Pedro 2:21″, pero Jesús también observaba la pascua, guardaba la fiesta de Pentecostés y murió en una cruz, nada de lo cual quieren hacer ellos.

 

IV.

En la edad nueva testamentaria, los cristianos tienen que adorar el primer día de la semana.

 

A.

Jesús resucitó de los muertos el primer día de la semana. Note la siguiente cadena de pruebas de Lucas 24.

 

1.

Lucas 24:1 “el primer día de la semana.”

2.

Lucas 24:13 “el mismo día.”

3.

Lucas 24:21 “hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido.”

4.

Lucas 24:46 “Fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día.”

 

B.

Cristo se reunía con sus discípulos el primer día de la semana repetidas veces (Juan 20:19; 20:26).

C.

El Espíritu Santo fue sobre los apóstoles el primer día de la semana y ellos predicaron el primer sermón evangélico (Hechos 2:1-4;2:22-36).

D.

El día de Pentecostés siempre era el primer día de la semana (Levítico 23:15); por eso, la iglesia fue establecida y todos los eventos de Hechos 2 ocurrieron el primer día de la semana.

E.

Tres mil personas fueron añadidas a la iglesia que se inició el primer día de la semana (Hechos 2:41,47).

F.

La iglesia se congregaba el primer día de la semana para partir el pan, para celebrar la cena del Señor y otros pasos de la adoración del Nuevo Testamento (Hechos 20:7;2:42; I Corintios16:1,2).

 

1.

Hechos 20:7 “El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba” es paralelo con “el 4 de julio cuando los americanos celebraron su independencia, el presidente dio un discurso”. Esto demuestra que era una costumbre establecida.

2.

“Para partir el pan” en Hechos 20:7 significa la comunión. I Corintios10:16b, “El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?”

 

G.

Pablo amonestó a las iglesias en Galacia y Corinto para que pusieran “aparte algo” el primer día de la semana.

H.

Juan estaba en el Espíritu en el “día del Señor” (Apocalipsis1:10). Juan usó una palabra nueva para expresar el día nuevo “kuriados” una palabra griega que nunca fue usada anteriormente.

 

V.

El día de reposo fue dado a los judíos solamente.

 

Era una parte de la ley que terminó cuando Jesús murió en la cruz (Col.2:14-17). No hay mandamiento en el Nuevo Testamento de guardar el día de reposo para santificarlo; por eso, debemos hacer como los discípulos en el primer siglo hicieron y reunirnos el primer día de la semana para adorar, el cual incluye la doctrina (enseñanza) de los apóstoles, comunión (la ofrenda), partir el pan (la cena de Señor) y oraciones (Hechos 2:42;20:7;I Corintios16:1,2).

El domingo, el primer día de la semana, no es el día de reposo y nunca ha sido así. Estos dos días diferentes son comparados en Mateo 28:1: “Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana.”

 Elaborado por Johnny Elmore
Traducido por Tony Melton

1,327 total views, 2 views today

La Cena del Señor

Introducción:

 

La cena del Señor es importante porque fue mandada por Cristo antes de salir de esta tierra. Consideraremos cuatro preguntas pertinentes.

 

I.

¿Cuál es el nombre bíblico de la cena del Señor?

 

A.

“La eucaristía”, “el sacramento” y “la misa” no son nombres divinos.

B.

Los nombres bíblicos son “la cena del Señor” (I Corintios11:20), “la comunión” (I Corintios10:16,17), o “el partimiento del pan” (Hechos 2:42).

 

II.

¿Cuál es el propósito de la cena del Señor? La comunión verdadera se manifiesta en cinco formas:

 

A.

Internamente, un examen de sí mismo (I Corintios11:28).

B.

Hacia el pasado, recordando a Cristo y su muerte (Lucas 22:19; I Corintios11:25).

C.

Hacia el Señor, a Cristo y a Dios (Juan 3:16).

D.

Externamente, proclamando la muerte de Cristo (I Corintios11:26).

E.

Hacia el futuro, hasta que Jesús vuelva de nuevo (I Corintios11:26).

 

III.

¿Cuándo se debe celebrar la cena del Señor?

 

A.

No frecuente, irregularmente, ni accidentalmente, sino constantemente (Hechos 2:42). El partimiento del pan es la comunión (I Corintios10:16b).

B.

No el jueves, ni el viernes en la noche, sino el primer día de la semana.

 

!.

Debemos seguir las iglesias de Judea (I Tes.2:14).

2.

Era una costumbre establecida en la iglesia para celebrar la cena cada “primer día de la semana” (Hechos 20:7).

3.

¿No es extraño que las iglesias hoy día se reúnan el primer día de la semana, pero abandonando la única razón por la cual se reunía la iglesia en el primer siglo? ¿Por qué no observan la cena del Señor cada domingo?

 

IV.

¿Cómo se debe celebrar la cena del Señor?

 

A.

La Biblia enseña claramente y es fácil entender la forma de observar la cena. Es como el día en el cual debemos observarla. La cena del Señor está registrada en los siguiente versículos: Mateo 26:26-28; Marcos 14:22-24; Lucas 22:19-20; I Corintios10:16,17; 11:23-25. Estos versículos enseñan que:

 

1.

. Jesús tomó el pan.

2.

Lo bendijo y lo partió.

3.

Se lo dio a su discípulos y lo comieron.

4.

Él tomó una copa.

5.

Dio gracias por ella.

6.

Después de beber, se la dio a sus discípulos.

7.

Bebieron de ella.

 

B.

¿Qué clase de pan?

 

1.

La cena fue instituida después de la pascua; por eso el pan era sin levadura (Exodo12:15).

2.

“Jesús tomó el pan” (Mateo 26:26; Marcos 14:23).

 

C.

Puesto que Jesús solamente tomó un pan, debemos seguir su ejemplo.

 

1.

Jesús sólo tenía un cuerpo físico; el pan representa su cuerpo; por eso, debemos usar sólo un pan.

2.

Hay sólo un cuerpo espiritual (Ef.4:4) y no es dividido. Por eso, debemos tener sólo un pan en la mesa del Señor. Pablo dijo: “El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? Siendo uno solo el pan, nosotros que somos muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan” (I Corintios 10:16,17).

 

D.

Jesús también lo bendijo y lo partió. ¿Partió Jesús el pan para sí mismo o para todos los discípulos presentes?

 

1.

Jesús dijo: “haced esto” (Lucas 22:19). “Esto” es un pronombre demostrativo lo cual tiene como su antecedente la acción de Cristo. Por eso, tenemos que hacerlo como él lo hizo.

2.

Si Jesús hubiera partido el pan de en medio, habría sido imposible para ellos hacerlo como él lo hizo.

3.

Si Jesús lo hubiera partido en muchos pedazos, habría sido imposible para ellos a menos que hubiera tenido otro pan (el cual no tenían).

4.

Pero si simplemente partió un pedazo y les pidió a sus discípulos que hicieran lo mismo, entonces ellos podían hacer esto como él lo hizo.

5.

El partimiento del pan fue algo que cada persona hizo. (Vea Hechos 2:42; I Corintios 10:16). Observe que “ellos perseveraban … en el partimiento del pan” y es lo que “nosotros partimos”.

 

E.

Jesús también tomó “una copa” (Mateo 26:27; Marcos 14:23).

 

1.

La palabra “copa” poterion (griego) significa “una vasija para beber” (Thayer Pág. 533; 189; 510). Obviamente, es una vasija literal.

2.

Él tomó sólo una. Las palabras “una”, “la”, “esta” y “esa” antes de la palabra “copa” son pruebas de eso. También el artículo “la” es singular.

 

F.

Este vaso para tomar contenía algo; contenía el fruto de la vid (Mateo 26:29).

 

1.

El fruto de la vid estaba en la copa, pero no era la copa como algunos han razonado falsamente.

2.

La copa del Señor es una vasija que contiene el fruto de la vid, lo cual es santificado por oración y acción de gracias.

 

V.

Sólo una copa (vasija para beber) debe ser usada en una congregación de los discípulos.

 

A.

Es aceptado generalmente que la Biblia enseña de tres maneras: (1) mandamiento (2) ejemplo (3) inferencia necesaria.

B.

Una copa es enseñada en las tres formas.

C.

Note:

 

1.

. Jesús usó una copa (Mateo 26:27; Marcos 14:23) “bebieron de ella todos”. Por eso, el uso de una copa es enseñado por medio del ejemplo.

2.

Es mandamiento (Mateo 26:27) “Bebed de ella todos”. Los discípulos entendieron. Marcos 14:23 dice: “bebieron de ella todos.” No se puede obedecer este mandamiento cuando se usa las copitas –tendría que decir: “ellas” en vez de “ella”.

3.

Está enseñado por inferencia necesaria. Pablo dijo: “bebiereis esta copa”(I Corintios 11:26). Es una figura de dicción –la metonimia, en la cual el nombre de un objeto está usado en lugar del otro, el cual lo sugiere el primero; o sea que no podemos beber de una copa sin el contenido. No podemos beber de una copa a menos que esté presente. Si queríamos sugerir más de una, tendríamos que decir: “beban de las copas.” Pero Pablo dijo: “beban la copa.” Por eso, sólo una está enseñada por inferencia necesaria.

 

VI.

Para seguir a Jesús y a Pablo, tengo que usar una copa.

 

A.

Cristo tomó una copa (Marcos 14:23; Mateo 26:27).

B.

Él dio gracias por una copa.

C.

Damos gracias por una copa (I Corintios10:16).

D.

Jesús les dio una copa a sus discípulos (Mateo 26:27; Marcos 14:23).

E.

Él llamó el contenido de la copa su sangre (Mateo 26:28; Marcos 14:24).

F.

Él les mandó a los discípulos reunidos que bebieran de una copa (Mateo 26:27).

G.

Los discípulos obedecieron el mandamiento (Marcos 14:23).

H.

El apóstol Pablo mandó que los participantes bebieran de una copa (I Corintios11:28).

Puesto que es correcto y no puede estar equivocado, debemos usar un pan y una copa como era la práctica de los apóstoles. No tenemos derecho de criticar al hombre que usa los instrumentos musicales si usamos algo que no podemos leer en la palabra de Dios.

Elaborado por Johnny Elmore
Traducido por Tony Melton

1,745 total views, 1 views today

Las Responsabilidades y Las Funciones en la iglesia de Cristo – Hombres

Serie de Estudios Biblicos (Responsabilidades y Roles en la Iglesia de Cristo) – Hombres

Leer: Efesios 4:11-16

  1. En Efesios 4:16, el apóstol Pablo dice que la iglesia de Cristo debe ser suplida por todas las coyunturas para que la iglesia pueda ser edificada en amor. A qué se refiere, “las coyunturas”? Qué otros pasajes en la Biblia nos dice acerca de quién es la responsabilidad de que la iglesia sea edificada?
    1. Hechos 8:1, 4

 

                                                               i.      ¿A quién se refiere cuando dice “todos”?

 

                                                             ii.      ¿Qué hicieron cuando “todos” fueron esparcidos?

 

    1. 1 Corintios 12:12-18

 

 

  1. En Efesios 4:11-12, menciona ciertas funciones (o roles) entre la Iglesia para que pueda crecer.  Estos roles guían a la iglesia para que pueda ser edificada en Cristo y crecer en la imagen de Cristo.  ¿Cuáles son estas funciones?  ¿Cuáles de estas funciones son importantes para la iglesia hoy dia, y por qué?
    1. Efesios 4:11

 

                                                               i.      Apostoles

 

                                                             ii.      Profetas

 

                                                            iii.      Evangelistas

 

                                                           iv.      Pastores

 

                                                             v.      Maestros

 

 

  1. ¿Cuál de estas funciones se aplican a hombres solamente?
    1. 1 Corintios 14:26-36, 40
    2. 1 Timoteo 2:8-12

 

 

  1. ¿Hay otras formas “adicionales” que nos enseñamos unos a otros?
    1. Colosenses 3:16
    2. Efesios 5:19
    3. Según en lo que hemos leído, quién debe de dirigir los himnos?

 

  1. ¿Qué es un “pastor”, como mencionó el Apóstol Pablo?  ¿Quién debe tener está responsabilidad?  Cuáles son las características de un pastor?
    1. 1 Tim. 3:2-7

 

 

  1. Hay otros roles para hombres en la iglesia?  Cuáles son los requisitos para los otros roles?
    1. 1 Tim. 3:8-13 – deaconos

 

 

  1. Será una persona responsable de todos estos roles? Debe una persona llevar a cabo todos estos roles?
    1. Romanos 12:4-8

 

 

  1. Qué otras responsabilidades tienen los hombres como Cristianos?  Cuáles cualidades importantes deben tener para estos roles?  Qué otras citas Bíblicas ayudan a comprender estos otros roles?
    1. Efesios 5:25-30
    2. 1 Pedro 3:7
    3. Efesios 6:4

 

 

  1. ¿Qué cualidades enseña Dios que debe tener un hombre Cristiano y debe crecer para ello mientras pone en acción estos roles?
    1. Tito 2:2, 6-8

Elaborado por Chad Brown
Traducido por Daniel B. Rodríguez

 

3,317 total views, 3 views today

El Pan de la Cena del Señor.

Intro: El acto de la cena del Señor es esencial para que la adoración a Dios sea aceptable cuando adoramos “el primer día de la semana para partir el pan”(Hechos 20:7). Es un acto sagrado y muy serio que se debe recordar el sacrificio que hizo Jesucristo por nuestros pecados.

A la misma vez, es un acto que requiere estructura y formato. Por ejemplo: Saber qué tipo de pan hacer para este acto sagrado. ¿Será permitido representar el cuerpo de Cristo con un pedazo de carne de res, pollo o un pedazo de jamón? ¿Qué tal una galleta de avena Tia Rosa?

Para saber qué tipo de pan se utiliza en la Cena del Señor, debemos investigar en la palabra de Dios y saber si dice en forma de ejemplo aprobado, mandamiento directo y de inferencia necesaria.

I. “Mientras Comían…”

“Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo” (Mateo 26:26). Jesucristo y sus discípulos comían de la Pascua Judía, la cual se llevaba a cabo cada 14 de Nisan/Abib. Una fiesta anual. En esa noche,  Jesucristo establece el Nuevo memorial que iba ser recordado por sus discípulos y Cristianos cada “primer día de la semana” (Hechos 20:7).

La Pascua Judía era obligatoria para todo judío. Según Exodo 12 y otros pasajes paralelos indican que la Pascua fue instituida cuando los judíos aun residían en Egipto. Las ordenanzas y la forma de cómo llevarlo a cabo eran muy específicas.

II. “…Tomó Jesus el Pan…”

El pan que tomó Jesucristo la noche que instituyó su memorial (Mateo 26:26 y otros pasajes paralelos), era un pan “sin levadura”.

Esta conclusión es inferida por lo que dice Exodo 12:15, “Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas;…”

También, es interesante notar que en varios pasajes de el Nuevo Testamento describe la palabra “levadura” para referirse a “pecado” (véase: Mateo 16:11, 1 Cor. 5:6-8)

Por el otro lado, la palabra “sin levadura” para referirse a “sinceridad y verdad” (véase: 1 Cor. 5:8).

El pan, al hacerse sin levadura, representa el cuerpo de Jesucristo puro y sin mancha de pecado (1 Ped. 2:22)

III. ¿Cómo Hacer el Pan de la Cena del Señor?

De antemano, sabemos que no se debe usar ningún ingrediente que tenga levadura. La definición en el lenguaje Griego de la palabra “Pan” bajo el Nuevo Testamento es: “artos/αρτος  y hace referencia a una hogaza o torta pequeña, compuesta de harina y agua, cocida y de forma redonda según W.E. Vine-Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Test. Pagina 123.

La manera que encontramos en la Biblia para hacer el Pan de la Cena del Señor es: Mezclar Harina y Agua, extender la mezcla en forma redonda y cocerla. (No añadir: aceite, sal, azúcar, polvo para hornear (baking power) etc. Etc.)

*IMPORTANTE: Que el Pan no esté muy cocido- muy tostado para que no se quiebre, ya que a Jesucristo no se le quebró ningún hueso.( Jn. 19:36, ref. con Ex. 12:46; Núm. 9:12; 1 Cor. 5:7)

*IMPORTANTE: Que el Pan no esté sin cocerse – muy aguado para poder arrancar un pedazo para comer y seguir el ejemplo de Jesucristo cuando dijo: “haced esto” es decir: “arranquen un pedazo para comer cómo lo hice”.

V. Opciones de lo que se puede Comprar para Hacer el Pan

Harina Natural-Orgánica que no tenga químicos

Harina Blanca “All Purpose”

Harina Integral (whole wheat)

Agua Natural

Conclusion

Si una hermana quiere ser considerada para preparar el Pan de la Cena del Señor, entonces se recomienda que la hermana practique el hacer el pan varias veces antes del culto de adoración-el Domingo.

Elaborado por Daniel B. Rodriguez

4,849 total views, 7 views today

Una Iglesia Fuerte

Recomendación: Antes de escuchar el video, pause los cantos al ir a la parte de abajo de esta pagina.

 

1,280 total views, no views today