La Iglesia de Cristo
Facebook

Facebook

¿Qué pasa mientras estamos muertos?

Es seguro que hay muerte para todo ser humano. Nuestros antepasados nos comprueban que sí hay muerte, como tambien la biblia  lo declara! (Heb. 9:27) Tambien, es seguro que hay una resurrección de muertos y una tranformación de vivos cuando Cristo venga. (1 Cor. 15:52) Creo que hasta aqui podemos entender claramente que sí hay muerte y resurrección de muertos, pero qué pasa mientras estamos muerto?

        Esta pregunta es muy intensa y su respuesta muy profunda. Hay muchas teorias/ideas en el mundo que pueden confundir y torcer la palabra de Dios. Existen personas que no reconecen un estado de reposo que ocurre despues de la muerte.

            Que dice Dios acerca de esto? Si Cristo hablo de tal cosa, por qué tomarlo como juego? Siempre que Cristo decía algo, era para enseñar varias verdades, fuera parabola o no. Con esto en mente, veamos que es lo que dice la Biblia de tal pregunta. Recuerde que estudiaremos, solo y unicamente la pregunta.

I.                   Teorias en el Mundo

II.                Que es el Hades? (Paraiso y Tartarus)

III.             Cuando ceserá el Hades?

I. Teorias en el Mundo.

           

            Iglesia Catolica Romana

          Esta iglesia que es madre de las denominaciónes, tiene varios conceptos equivocós acerca de este punto. Tal razonamiento debe ser cuidadosamente examinado, ya que tratan de torcer la palabra de Dios. Ellos creen firmemente en un Cielo, donde mora el Padre Celestial; creen en un Infierno para aquellos que desobedecieron y ambas partes seran ocupadas despues del juicio final que lo ejecutará Cristo.

          La idea erronea llega cuando empiezan a creer en el concepto de esta leccion. Tales personas de esta religion, creen que hay un tal lugar llamado, “El Purgatorio” que quiere decir, “la final purificación para  aquellos hijos de Dios” – (Catesismo de la Iglesia Catolica 1030-31).

          Este lugar o estado de un ser humano no es encontrado en las escrituras! Tuercen Mat. 12:32 y tienen que decir que “el otro siglo” es El Purgatorio, cuando este pasaje esta hablando de el perdon terrenal, como espiritual (cielo). Cabe mencionar que tal Iglesia tiene que usar sus libros Apocrifos para apoyar tal idea erronea, como Macabeos.

 

Cristadelfia, Testigos de Jehova, etc. et.c/  u otras denominacinoes Creyentes del Rapto y El Milenio

          Primero que nada, tales denominaciones afirman erroneamente que hay un Rapto, cuando la Biblia no dice nada de eso. La Biblia es muy clara en el concepto de la segunda venida de Cristo y como, TODOS los humanos escucharemos y veremos esa venida (1 Tes. 4: 16-17)

          Ellos, para poder apoyar su idea, acerca de este tema, tienen que decir que el Alma/Espiritu vuelve a la tumba y es dejado alli hasta que venga Cristo(El Rapto para ellos). Afirman que el cuerpo que estaba en la tumba se levantará y estarán con Cristo, literalmente con esos cuerpos, 1000 años. Estos los lleva a ellos a concluir que mientras estamos muertos, no hay un lugar donde todos los muertos/espiritus van. Un poquito aún peor que los catolicos. Tan siquiera los católicos saben y reconozcen que hay un lugar donde van almas/espiritus mientras estan muertos.

          Estas religiones, no lo creen asi, cuando la Biblia sí habla acerca de “un lugar donde van los muertos”.

 

Buddaistas, Musulmanes, etc. etc.

          Rapidamente, estas religiones no creen en la Biblia como obra e inspiración de Dios, asi que es irrelevante para ellos lo que dice Dios, acerca de este punto.

          Ellos creen, erroneamente que uno es encarnado en algo o en alguién. Este concepto es equivocó ya que Heb. 9:27 nos dice claramente: vivimos, morimos, y despues juicio final.

 

Uno puede pensar, “Por qué tanta confución sobre este asunto, qué no todos tenemos derecho de pensar de tal pregunta lo que queramos?”

            Si Ud. es una persona inteligente, sabrá que el estudiar tal pregunta/punto puede ser de tal consolación para ud. o un ser querido. Si ud. es un creyente, sabrá que es necesario alcanzar la plenitud/madurez de Cristo y solamente estudiando su palabra podemos alcanzarla. Esto quiere decir que al estudiar la biblia, ud. se dará cuenta que Dios en realidad, sí habla acerca de este punto y como tal estudiante de Dios que es, sabrá que Dios no es un Dios de confusión. (1 Cor. 14:33). Y si Dios no es un Dios de confusión, entonces tampoco es este tema o más bien, no debe ser asi.

 

II. Que es el Hades?

 

  1. Seol – En el Antiguo Testamento la palabra “Seol” es traducida infierno varias veces, Sal. 9:17; 16:10. En Génesis 37:35 la misma palabra es traducida “lugar de los muertos”. Algunas veces la palabra indica castigo pero realmente se refiere a “la morada de los muertos”.
  2. Hades – La palabra “Hades” en el Nuevo Testamento es sinónimo de la palabra “Seol” en el Antiguo Testamento. En hechos 2:31 Pedro usa la palabra griega “Hades” para traducir la palabra hebrea “Seol”; la cual significa literalmente “no visto”, “encubierto” o “mundo invisible” y se refiere a la morada de los muertos, Lucas 16:23. (Strong # 86; Griego)

Siempre a hábido un lugar donde las almas/espiritus de los hombres han morado

mientras muertos. No porque sea una tradicción simplemente para alientar a las familias del difunto, como suelen los Griegos hacer, sino porque realmente sí hay un lugar donde moran aquellos que mueren. Para varios pueden ser una morada de consolación temporal, como para muchos, una morada de tormento temporal.

            Dejeme explicarle la naturaleza del Hades/Seol y despues explicaremos el por qué es temporal este “lugar de muertos”.

            Primero que nada, la palabra de Dios no nos especifica donde se encuentra este lugar. No es un lugar donde vivos, con carne y sangre, pueden ir. Recuerden que este lugar es espiritual y no terrenal. Si alguién fue, lo hizo en forma espiritual ( 2 Cor. 12:2-4).

El Hades esta compuesto de dos partes/lugares.

 

1)      El Paraiso.

2)      Tartaros (Strong # 5020; Griego).

1)      El Paraiso (Consolación)

          Esta parte del Hades, es donde moran los que duermen/mueren/los muertos en el Señor/Jehova/Dios/Cristo. (Luc. 16:25).

          Es interesante saber que, no solamente los seguidores de Cristo se encuentran aqui al morir. Tambien está Abraham, el gran “amigo de Dios”.

     Podemos ver que tambien hay comunicación en el Hades, de los que 

       estan consolados como los que estan en tormentos. Pablo al ir al “3er

       Cielo/Paraiso” tambien escucho “…palabras inefables…”. (2 Cor.

      12:2-4)

          Podemos darnos cuenta de dos cosas, 1)Pablo fue al paraiso en forma   spiritual y 2) El Paraiso se encuentra en el 3er Cielo.

          Tambien podemos ver en Apc. 6:9-10… Los martires, cristianos, fieles, estan hablando y comunicando algo tambien.

          La palabra “Paraiso” la encontramos en las palabras de aliento que Jesucristo le dio al ladron en la cruz. En ese momento de angustia y aflicción, no es momento de jugar con palabras. Lo que Jesus le dijo al ladron se cumplio en ese mismo dia! (Luc. 23:43)

          Muchos hoy dia tratan de confundir la frase, “DECIERTO TE DIGO QUE HOY ESTARAS CONMIGO EN EL PARAISO” al decir que Jesucristo estaba simplemente diciendo que en ese dia, él estaba diciendo , “ESTARAS CONMIGO EN EL PARAISO” y no “HOY” en ese momento cuando murieran.

          Esta conclución la tratan de implementar aquellas denominaciones que creen en el Rapto y el Milenio. Tienen que recurrir a esta forma erronea de pensar para comprobar que el cuerpo simplemente se queda en la tumba cuando muere; pero, cómo explican ellos acerca de la naturaleza del Hades? No pueden! Tienen que decir que el Hades es la muerte solamente, pero se contradicen con las escrituras ya que 2 cosas cesarán en el dia Final. (Apoc. 20:14). La muerte y el Hades!

          El Hades, no es la muerte, sino donde “moran los muertos” antes de la venida de Cristo.

2)      Tartaros (Tormento)

          Esta palabra Girega, que muchas veces es traducida como, “lugar de obscuridad” o “abismo” la encontramos solamente una vez en la Biblia.

          En 2 Ped. 2:4 podemos darnos cuenta que alli moran los ángeles que Dios no perdonó. Judas 6 es un paralelo de este lugar.

          Muchos hoy dia, creen que Jesucristo fue a este lugar de tormentos a predicarles a los que estaban en Captiverio/encarcelados. (Hech. 2:27) despues vea (1 Ped. 3:18-20) y despues (Lc. 23:43). La unica forma que estos pasajes se pueden entender es comprendiendo el contexto de cada escritura.

 

1)      Hech. 2:27 – “…Hades…” (formado por dos lugares) “…no dejará que su Santo vea corrupción…” (hablando del cuerpo terrenal véase Hech. 13:34-37) comprobando que corrupción aqui se refiere al cuerpo en la tumba y no al Tartaros.

2)      1 Ped. 3:18-22 – El contexto nos habla de la necesidad de un Salvador y desde los tiempos de Adan y Eva, necesitaban esa salvación. (Gen. 3:15). Desde los tiempos de Noe, ha vido espiritus/almas en necesidad de la salvación del captiverio/encarcelados de sus pecados. Es por medio de predicar la palabra de Dios, que esos espiritus/almas pueden escuchar la voz de Cristo. Aun hoy, Cristo esta predicando a esos espiritus/almas encarcelados.

3)      Luc. 23:43 – Para poder Armonisar con lo que dijo Cristo y lo que dijo Ped. en Hech. 2:27, tenemos que concluir que Jesucristo no fue al lugar de tormentos, sino al de consolación.

          Aquellas personas que piensan que Cristo fue por los que estaban en encarcelados en el tormento, dejan una puerta muy abierta. Tachan a Cristo de Injusto por ir al tormento, desencarcelar a los desobedientes que estaban gaurdados para el juicio final. Esta idea erronea, deja muchas preguntas sin contestar y todo muy confuso, cuando Dios no es un Dios de confusión.

          Mientras uno vive, decide su destino (libre albedrio), una vez muerto, las consecuencias son permanentes en su tiempo “…que los que quieren pasar de aqui para allá no pueden, ni de allá para acá.” –Abraham. Luc. 16:26.

          Este lugar esta reservado para el juicio final donde aquellos ángeles que Dios no perdonó estan. Esto es muy importante, ya que tambien los espiritus/almas que desobedecieron estan en el Hades, esperando ese dia de juicio en este “lugar de obscuridad”.

          Tenemos que concluir por inferencia necesaria, que los ángeles y aquellos humanos que no hicieron las cosas bien, mientras vivos, llegan a ese lugar cuando mueren. (Luc. 16:23)

Con esto en mente, podemos entender que mientras esta tierra esté ocupada, las almas/espiritus de los muertos estarán en el Hades esperando el jucio final. (2 Cor. 5:10).

Despues de esto nos esperan tierras nuevas(cielo) como nos dice (Juan 14:1-3 y Mat. 25:34) o tormentos de fuego eterno (Gehenna, Strong # 1067, Griego) (Mat. 25:41 y Mat. 9:43).

 

III. Cuando ceserá el Hades?

           

            El Hades cesará en el Dia Final! (Apc. 20:14). El Hades no es permanente. Tenemos que entender eso. Es temporal. Ese lugar es simplemente para esperar el justo juicio de Cristo y asi una vez el juicio nos dirá el por qué estaremos donde estaremos. (Mat. 25:31-46).

Escristo por Daniel B. Rodriguez

2,267 total views, 1 views today

El Infierno

El hombre por naturaleza es renuente a pensar en el juicio y el castigo. Le gusta pensar en las bendiciones y galardones de Dios pero no en sus castigos. Por eso se han inventado muchos planes para escapar de la realidad de que el hombre sufrirá por los pecados no perdonados.

Algunos piensan que el infierno es solo el dolor que el hombre siente a causa de una conciencia culpable cuando hace el mal.

Otros dicen que todo el infierno que recibiremos esta en la tierra. Que el hombre hace su propio infierno por su manera de vivir.

Y la mayoría acepta el cielo pero rechaza el infierno. Pero las mismas Escrituras que hablan del cielo, hablan también del infierno. Y si no recibimos nuestro cielo en la tierra, tampoco recibimos aquí el infierno.

 

I.- ¿QUE ES EL INFIERNO?

            En la Biblia encontramos cuatro palabras que son traducidas infierno en algunas versiones:

  1. Seol – En el Antiguo Testamento la palabra “Seol” es traducida infierno varias veces, Sal. 9:17; 16:10. En Génesis 37:35 la misma palabra es traducida “lugar de los muertos”. Algunas veces la palabra indica castigo pero realmente se refiere a “la morada de los muertos”.
  2. Hades – La palabra “Hades” en el Nuevo Testamento es sinónimo de la palabra “Seol” en el Antiguo Testamento. En hechos 2:31 Pedro usa la palabra griega “Hades” para traducir la palabra hebrea “Seol”; la cual significa literalmente “no visto”, “encubierto” o “mundo invisible” y se refiere a la morada de los muertos, Lucas 16:23.
  3. Tártaro – Esta palabra aparece una vez en el Nuevo Testamento en 2ª de Pedro 2:4… Algunos piensan que es la sección del “Hades” donde están los pecadores.
  4. Gehenna – Esta palabra es una combinación de dos palabras arameas: “ge”, que significa valle, e “Hinom”, que evidentemente fue el nombre de algún hombre. Significa “valle de Hinom”. Se usa 12 veces en el Nuevo Testamento. Jesús la uso once (Mat. 5:22, 29, 30; 10:28; 18:9, 23:15, 33; Mar. 9:43, 45, 47; Luc. 12:5), y una Santiago, el hermano del Señor, (Sant. 3:6). En estas escrituras la palabra se refiere al lugar de castigo futuro.

¿Por que uso Jesús el nombre de un valle en Palestina como lugar de castigo para los malvados? Historia del Valle de Hinom: Salomón introdujo la idolatría a Jerusalén cuando erigió un lugar alto, o altar de adoración en el monte de los olivos, al dios Moloc. Lo hizo para complacer a sus esposas extranjeras (1Reyes 11:7, 8). Después bajo los reyes malvados Achaz, Manases y Amón, el valle de Hinom fue convertido en escenario de ritos obscenos y crueles de adoración pagana (2º. Crónicas 28:1-3; 33:1-9, 21-25). Los judíos construyeron la imagen de Moloc y le ofrendaban sacrificios en el valle de Hinom. La imagen de Moloc era una figura grande, hueca, de bronce, con cuerpo de hombre y cabeza de becerro. Tenía brazos y manos grandes extendidos hacia delante del cuerpo. Se encendía una fogata dentro de la imagen, y la calentaban al rojo vivo. Los adoradores, entonces, ponían a un infante en las manos del ídolo como sacrificio. Se dice que tocaban tambores para encubrir los gritos del niño. Esto es lo que dan a entender las Escrituras cuando hablan de “pasar por fuego a sus hijos” (2º de Reyes 16:2-4; 21:1-6).

            Esta cruel y monstruosa adoración era una abominación para Dios. Cuando el rey Josias llego al trono de Juda, mato a los sacerdotes idolatras y puso alto a esta adoración, derribo los altares, talo los montes y abolió totalmente el valle y su adoración malvada (2º de Reyes 23:1-20; 2º de Crónicas 34:4, 5).

            Después este valle, dicen los escolares de la Biblia, que “fue convertido en objeto de horror para los judíos y se dice que fue hecho el lugar de huesos, cadáveres de bestias y criminales, desechos y toda cosa inmunda. Las terribles asociaciones con el lugar, la memoria de los horrores perpetrados en el y la profanación inflingida en el, los fuegos que se mantenían ardiendo en el para consumir los objetos inmundos y corruptos arrojados allí, lo convirtió en símbolo horroroso de maldad natural inconfundible, de tormento, castigo consumidor y ruina absoluta”.

           

            Cuando Jesús enseño a sus discípulos como seria el infierno, señalo el valle de Hinom y dijo: “Así será el infierno”. Fue una ilustración bastante clara. Por eso la palabra “Gehenna” se traduce “infierno” y se refiere al castigo futuro de los malvados.

 

II.- LA NATURALEZA DEL INFIERNO.

A – ¿Cómo describe Jesús el infierno? Once veces en los evangelios Jesús se refiere a la naturaleza del infierno. Habla del infierno como “fuego eterno” y “como infierno de fuego”, o Gehenna de fuego (Mateo 18:8, 9). Lo llama el “fuego que no puede ser apagado” (Mar. 9:43). En Mar. 9:48 Jesús dice que “el fuego nunca se apaga”. Llama al infierno “castigo eterno” (Mateo 25:46), “donde el gusano de ellos no muere” (Marcos 9:48). Será un lugar de “lloro y crujir de dientes” (Mateo 8:12). Es un lugar de gran pena y gran ira. Los malvados que van al infierno serán excluidos de la presencia de Cristo (Mateo 7:23; 2 Tes. 1:9). Finalmente Jesús describe el infierno como un lugar de oscuridad total, (Mateo 25:30).

 

B – Otras descripciones del “infierno” en el Nuevo Testamento: En 2ª de Pedro 2:17dice “la mas densa oscuridad” versión 1960; “la mas negra oscuridad”, versión Dios llega al hombre; y el “orco tenebroso” versión Nácar Colunga. Judas 6… Hebreos 10:26, 27. El infierno también es llamado “el lago que arde con fuego y azufre”, Apo. 21:8; 20:10; 19:20) Aquí se llama “la muerte segunda”. Otras descripciones son “ira, enojo, tribulación y angustia (Romanos 2:8, 9). Eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor, (2 Tes. 1:9).

 

C – Cuando la Biblia habla del cielo, usa los términos mas hermosos del lenguaje humano: calles de oro, puertas de perlas, muro de jaspe. Dios ha usado todos los medios para animarnos a ir al cielo. Y cuando la Biblia habla del infierno, utiliza las palabras más terroríficas y horrorosas que el hombre conoce. Al describir el infierno, Dios ha escogido dos cosas que son las más temidas por la mayoría de los hombres: El fuego y la completa oscuridad.

            1.- El fuego. Uando nos acercamos al fuego por accidente, inmediatamente retrocedemos, sabiendo el dolor que puede infligir en el cuerpo humano. Nos estremecemos nada más de pensar en quemarnos con el fuego.

 

            2.- La oscuridad. Hay cierto pavor y temor a la oscuridad completa. (Visita a las cavernas). Alguien dice como puede haber fuego y oscuridad al mismo tiempo. Yo no se la respuesta a esto. Pero Dios esta usando esta descripción para que entendamos lo horroroso y tremendo que es el infierno, y hagamos nuestra parte al aceptar a Cristo y escapar de este lugar.

 

III.- LA EXISTENCIA DEL INFIERNO.

La evidencia de un lugar llamado infierno es abundante en Las Escrituras. Tanto

Nuestro Señor como los apóstoles testifican de este hecho. Hay mucho del infierno que no sabemos, pero el que haya un lugar a donde irán los pecadores es claro. Pero aun así hay mucha gente que rechaza la idea de un lugar de castigo futuro para los malos. Hace varios años un profesor de la Universidad de Chicago, el Dr. Herbert Betts, hizo una encuesta entre 200 estudiantes de Teología, personas que se estaban preparando para el ministerio. Y una de las preguntas era: ¿Cree que existe el infierno como un lugar o sitio real? Y el 76% contesto que no; el 13% que no estaba seguro, y solo el 11% creía en el infierno. Pero hermanos, Jesucristo, el hijo de Dios que hablo de un cielo, dijo también de un infierno.

Hay tres razones para creer en el infierno:

A.    La razón lo exige.-Si las Escrituras no hablaran nada de este lugar, de todos modos el sentido común y el razonamiento nos dirían de la necesidad de un lugar así. Lógicamente no puede haber un cielo sin un infierno. Si el cielo es un lugar donde prevalece la paz y la justicia, entonces tiene que haber un lugar a donde irán los malos. Si todos los criminales fueran puestos en el cielo, pronto lo convertirían en infierno. Si una ciudad es limpia tiene que tener un basurero para echar los desperdicios. De la misma manera, si el cielo es limpio y puro, entonces los impíos de esta tierra tienen que ser colocados en algún lugar. – El infierno.

B.     La justicia lo requiere.Dios ha dado una ley escrita en la Biblia y los hombres quebrantan esa ley y pecan, causando así mucho sufrimiento y maldad en el mundo. La conclusión razonable es que tiene que haber un castigo para el pecador. Dios es justo y razonable, y su Palabra declara que hay un castigo para el pecador no perdonado – el infierno. Además muchos crimines cometidos en este mundo no son castigados en esta vida. Un artículo decía que de 5133 crímenes cometidos, solamente la mitad habían sido resueltos. ¿Y la otra mitad? ¿Quedara sin castigo?  ¡No! Dios los va a castigar en el infierno.

C.     La Revelación lo confirma.- ya hemos dado muchas citas que hablan de la realidad del infierno. Once veces Jesucristo habla del Gehenna. Para el que cree que la Biblia es la palabra de Dios, no hay duda de la existencia de este lugar llamado infierno.

 

 IV.- LA DURACION DEL INFIERNO.-

            A través de los siglos los hombres han tratado de eliminar el infierno de la realidad o, de otra manera, han tratado de acortarlo. Por ejemplo Hilel, el famoso maestro Judío, enseñaba que los gentiles pecadores serian castigados en el Gehenna por un tiempo de 12 meses y después serian consumidos. El no creía que los judíos podían ir al infierno. – La doctrina del purgatorio enseña que una persona que muere sin arrepentirse va a un lugar intermedio, llamado purgatorio, donde puede ser limpiado o purgado de su maldad. Y después ser admitido en el cielo.

            Pero hermanos, las Escrituras no nos dicen nada de estos castigos abreviados. Jesús dijo de los malos que estarían a su izquierda en Mateo 25:41, 46… Aquí Jesús usa la palabra griega “aionios” que significa “eterno”: la duración del castigo para los impíos es igual que la duración de la gloria de los justos. Jesús también dijo en Mar. 9:48… La segunda muerte para los malos será la separación final y eterna de la presencia del Señor, Apo. 20:14, 15; 2 Tes. 1:9…

 

V.- LOS HABITANTES DEL INFIERNO.-

            Jesús dijo en Mateo 25:41, que el infierno esta preparado para el diablo y sus Ángeles. El infierno no fue preparado para el hombre. Si el hombre va al infierno, es porque ha seguido a Satanás a “su” hogar, en lugar de seguir a Cristo a “la casa del Padre”. Las Escrituras indican que hay una población muy malvada e impía en el infierno:

            Primero los que no conocieron a Dios, porque lo han rechazado. Y segundo, los que no obedecen el evangelio de nuestro Señor Jesucristo. En Apo. 21:8 se da una lista de los que estarán en ese lugar… Y Pablo dice en Galatas 5:19-21…

            En resumen, Satanás y su Ángeles estarán allí, junto con los hombres que rechazaron a Jesucristo. Los infieles también estarán allí. Lo peor del mundo, de todos los siglos estarán allí.

 

VI.- EL INFIERNO NO ES PARA LOS CRISTIANOS.-

            No importa que tan terrible sea este lugar, la gran noticia para nosotros es que el infierno no es el destino del cristiano. Dice en Filip. 3:20… Pablo dice que Cristo murió por nosotros para perdonarnos nuestros pecados y librarnos de ese lugar, 2 Timoteo 1:10…   Y Juan dice en Apo. 20:6…

            Los que depositan su confianza en Jesús para salvación, se arrepienten y se bautizan en Cristo son salvos, perdonados, Marcos 16:15, 16; Hechos 2:38. Y si permanecen fieles hasta el fin, Dios les dará la corona de la vida y la entrada a las moradas celestiales, 2 Pedro 1:11; Apo. 2:10…

            El cristiano no necesita temer al infierno, porque en Cristo ha sido libre de este lugar.

Escrito por Juan Rodriguez Jr.

1,425 total views, 5 views today